«Ya superé el bicho y 21 días después estoy de vuelta en la farmacia»

Tras dar positivo en coronavirus, la farmacéutica Paz García está curada y cuenta que fue asintomática, pero pide precaucación


REDACCIÓN / LA VOZ

Casi no le había dado tiempo a decretar el estado de alarma a Pedro Sánchez y la farmacéutica Paz García estaba equipando al completo su botica. La pantalla de metacrilato y los geles hidroalcohólicos eran ya parte del paisaje de su farmacia, situada en la avenida de Alfonso Molina de Santa Comba. El martes 25 de marzo recibió la llamada que le confirmó su positivo en la prueba del coronavirus, una batalla que libró prácticamente de manera asintomática y tras la que, 21 después, ya se ha reincorporado. Pero su relato no contiene ni rastro de drama. «Yo tengo más claro que lo tuve que pillar fuera... Como otros compañeros, soy hiperestricta en las medidas de protección y a la hora de mantener la distancia de seguridad. Pero a la hora de ir a la comprar algo o a la gasolinera es todo más laxo, y en los primeros días todavía no había ni guantes, así que no me extrañaría haberlo cogido en cualquier sitio», señala Paz, que relata que todo empezó en la noche del 24 de marzo. «Llegué a casa muy cansada. Es cierto que al principio fue todo una vorágine, porque quería tener material de protección suficiente para servirle a la gente, y hacía jornadas de 9 a 21.30. Pero era un cansancio raro. Después, empecé a toser y como la tos me bajaba al bronquio mi pareja, que es sanitario, me dijo que había que mirarlo, y fui al CHUS. Al día siguiente me confirmaron el positivo en coronavirus y, a partir de ahí, el seguimiento fue de forma telemática. Yo introducía los datos de temperatura y de oxigenación tres veces al día, pero lo cierto es que jamás tuve fiebre y la única tos fue la de esa primera noche. Tampoco perdí el gusto ni el olfato. Lo único que sentía era cansancio y dolor de cabeza», narra la farmacéutica, que volvió este mismo lunes a su puesto de trabajo.

Ningún otro caso en la botica

Según conoció su positivo se lo comunicó a sus compañeros, que se hicieron la prueba y confirmaron que no los había contagiado. «Aún así, contraté a una empresa de desinfección para que no quedase ningún resto posible», indica Paz, que reconoce que cuando estalló la crisis la gente no estaba tan concienciada. «Nosotros, antes de tener las protecciones, pusimos cajas de pañales en el mostrador para que no se acercasen. «Les decías: ‘No se aproximen’. ¡Y cataplán!, contagiada a la siguiente semana», bromea.

Paz pide a los ciudadanos que se tomen muy en serio las medidas de prevención y de higiene, pero considera muy importante que no se genere más alarma de la necesaria. «Es cierto que los farmacéuticos estamos expuestos, pero no más que muchos otros profesionales, como los del supermercado. Al final, nosotros lo que tenemos es que tener cuidado con las tarjetas sanitarias y el dinero, que son las únicas vías de contagio que tenemos, y eso se soluciona desinfectándose con gel hidroalcohólico», apunta la profesional, que señala que la verdadera tragedia es la muerte del primer fallecido que perdió la vida en A Coruña a causa del coronavirus.

«Mi preocupación desde el principio es cómo puedo yo, como farmacéutica, dar un servicio a quienes nos necesitan», resume Paz, que en lo particular está muy tranquila. «Esto es todo tan nuevo que nunca sabes, pero se supone que una vez que tú superas el bicho, el virus está inactivo. Yo ya lo superé y estoy de vuelta en la farmacia», zanja no sin antes agradecerle a la gente los ánimos recibidos: «Quiero darle las gracias a todo el mundo por la preocupación y el cariño. Estos días hay gente que me dijo: ‘¡Ay Paciña, qué ilusión verte!, y también otro cliente: ‘Cando me enterei me puxen a chorar!’. Gracias a todos», repite.

Galicia, en el noveno puesto entre las comunidades con más farmacéuticos ingresados o en cuarentena

Noelia Silvosa
Las farmacias tuvieron que blindarse ante los contagios
Las farmacias tuvieron que blindarse ante los contagios

La comunidad ocupa también el segundo lugar en farmacias con al menos un profesional en estas circunstancias, según el balance del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

La voz de las distintas entidades de farmacéuticos es una a la hora de pedir al Gobierno que los incluyan como grupo de riesgo. Al hilo de esto, ayer mismo, precisamente el día en que se dio a conocer la muerte del primer profesional víctima del virus en A Coruña, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos publicó un balance de farmacias afectadas por el coronavirus en todas las comunidades. La cifra de profesionales ingresados o en cuarentena en España es de 493 farmacéuticos, y el número de farmacias con al menos un profesional en esas circunstancias es de 271.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Ya superé el bicho y 21 días después estoy de vuelta en la farmacia»