El Sergas hará desde la próxima semana 51.925 test para detectar inmunes al virus

Las pruebas arrancarán a finales de la próxima semana y los test se harán, de forma voluntaria, en los centros de salud o en los domicilios

;
Feijoo informa de las nuevas medidas sobre la pandemia Videoconferencia del titular de la Xunta tras la reunión del Consello

Santiago

Cien mil gallegos pasarán en las próximas semanas por sus centros de salud para participar voluntariamente en un estudio epidemiológico con el que la Xunta quiere testar el número de personas que tienen coronavirus, las que no han estado en contacto y las que están inmunizadas tras haber superado el trance. Las pruebas, que también se harán a domicilio si la persona no se puede desplazar, comenzarán a finales de la próxima semana. Para ello se dispondrán de salida 51.000 test, y cuando se termine esta primera oleada se iniciará una segunda a las cuatro semanas con otras tantas pruebas. 

El Instituto Galego de Estatística (IGE) está encargándose de hacer una criba previa para que el trabajo de campo sea lo más fiel posible, con referencias proporcionales de cada área sanitaria y con muestras de edad, sexo y ámbito territorial que respondan a la realidad de Galicia. Así, en las dos ciudades más grandes de Galicia (Vigo y A Coruña) se harán entre 5.000 y 6.000 pruebas, mientras que en torno a 3.000 vecinos serán llamados en aquellas que rondan los 100.000 habitantes. El IGE será el responsable de repartir la carga de trabajo a cada centro, que irá citando telefónicamente a los usuarios para que pasen por las instalaciones sanitarias para hacer una pequeña punción para la extracción de sangre, que es el método que se usa en los test aportados por el Gobierno de España, que serán utilizados para este fin. El Sergas tendrá los resultados en apenas 20 minutos, pero se dará un margen de 48 horas para informar a los participantes. Si el resultado es negativo no tendrán que hacer nada más. Pero si da positivo recomendarán el aislamiento inmediato y la confirmación con un test PCR, más fiable para el diagnóstico. «Esta mostra hai que facela para planificar as medidas de normalización da nosa vida e para estar preparados ante posibles rebrotes. Se non hai unha vacina eficaz ou fármacos con resposta contundente, segue a ser un risco», advirtió el presidente Feijoo tras el Consello da Xunta en el que se dio cuenta de esta iniciativa sanitaria, que se complementará con los 4.000 test que se harán en Galicia para el estudio que elabora el Gobierno.

Más material

El Gobierno gallego también aprobó en su última reunión la consignación de 3,4 millones de euros para seguir adquiriendo material de protección. En concreto, con esa partida se van a comprar 700.000 mascarillas y 80.000 litros de desinfectante, así como 66.000 test de doble banda, que tras los PCR son los más efectivos y que se van a seguir utilizando para chequear el estado de los sanitarios, el personal de las residencias de mayores y los propios usuarios de estos centros. Feijoo aseguró que en las últimas semanas el material de protección ha dejado de ser el principal problema, al menos en lo que se refiere a los hospitales, aunque admitió que no se ha atendido el ofrecimiento de las universidades para utilizar las máquinas de análisis masivo de PCR que ofrecieron porque no hay tantos test como para colapsar los recursos de los hospitales. 

Las residencias y el recuento

El presidente de la Xunta volvió a reclamar al Gobierno de España que sea firme a la hora de reclamar a todas las comunidades que cumplan con el protocolo marcado para el recuento de víctimas, ya sean en hospitales o en residencias. Feijoo asegura que Galicia ya se adelantó a la norma estatal «tres semanas» e insistió en que esa transparencia se la deben las instituciones «aos falecidos, ás súas familias e ao sistema». En cualquier caso, se remitió a las informaciones aportadas por los medios de comunicación «fiables» para asegurar que Galicia es una de las comunidades en las que el número de muertes en residencias es menor. 

Más ordenadores y fin de curso

La Xunta también ha aprobado la adquisición de 1.750 nuevos ordenadores y equipos de conexión a la Red que serán asignados a alumnos de los diferentes niveles académicos de la educación pública gallega. Se suman a los mil que ya están en manos de los usuarios y a los 27.000 que Educación había repartido antes de la pandemia y con los que miles de escolares están avanzando en sus estudios de forma telemática. 

Sobre cómo se va a resolver el final de curso académico, Feijoo reiteró el acatamiento a las indicaciones que dé el Ministerio de Educación bajo la máxima de «non crear máis confusión», pero criticó que la ministra Celaá no esté asumiendo las competencias que le tocan. Para la Xunta, lo más adecuado sería que los alumnos volviesen a las aulas aunque solo fueran las últimas semanas de junio y siempre que la emergencia lo permita, pero el presidente evitó hacer más valoraciones hasta que se conozca la orden de Madrid, en la que esperan que resuelvan cuestiones como el número de suspensos que habilitan el avance al siguiente curso.

Las elecciones, descartadas incluso para julio

A preguntas de los periodistas, Feijoo ofreció su opinión sobre cuándo se deberían retomar las elecciones. Más que sus palabras, fue su gesto el que delató que no está pensando en la opción de celebrarlas en verano. «Nin se me pasou pola cabeza», dijo. Tras la anulación de la anterior convocatoria, Feijoo tiene la potestad para volver a convocarlas, pero desde el momento en el que lo anuncie, en teoría tras compartirlo con todos los partidos políticos, deberán pasar 54 días. Una nueva ampliación del confinamiento hasta mayo llevaría la fecha electoral con total seguridad al otoño, entre finales de septiembre y principios de octubre. 

España suma 585 muertos más en 24 horas mientras sigue la polémica sobre el recuento

La Voz
;
Sanidad suma 585 fallecidos más en un día con discrepancias en las estadísticas Hay distorsiones en las cifras de fallecidos y altas.

Los contagios vuelven a aumentar en 5.252, un 2,8% más. Galicia suma 6.142 casos activos y 424 muertos. Fernando Simón vuelve a reconocer discrepancias en los datos de Sanidad. España es incapaz de contar a sus muertos: hay 11.000 fallecidos en residencias que no figuran en el balance. El Gobierno cambia el conteo de fallecidos para incluir a los que mueren fuera de los hospitales

Al Gobierno le estallan las cifras del COVID-19. En plena polémica acerca de cómo se realiza el cómputo de fallecimientos, el balance de las últimas 24 horas realizado por Sanidad arroja datos contradictorios y apunta a un nuevo repunte de fallecimientos -585- y de positivos. Así, España rebasa ya la barrera de las 188.000 casos.

Las explicaciones sobre los problemas en los datos centró este martes buena parte de las explicaciones de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), quien apuntó a divergencias con alguna comunidad autónoma y reconoció que «las últimas cifras pueden estar distorsionadas por la introducción de los test serológicos. Durante los próximos días vamos a tener que ir corrigiendo las series».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El Sergas hará desde la próxima semana 51.925 test para detectar inmunes al virus