El sector inmobiliario prevé una caída de ventas del 30 % en Santiago este año

Montse García Iglesias
Montse garcía SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Expertos del congreso de Agalin consideran que la recuperación llegará en el 2021

16 abr 2020 . Actualizado a las 18:39 h.

Recesión durante este año y recuperación en el 2021. Ese es el diagnóstico mayoritario, aunque con matices sobre cuándo podría comenzar la mejoría, de los ponentes participantes en la primera edición del Congreso Inmobiliario Online de Galicia, organizado por la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin), que reunió a más de 800 personas, y en el que se analizó el impacto del coronavirus en el sector. En Santiago, las previsiones son de terminar el año con una caída del 30 % de la venta, según manifestó Vicente Martínez, gerente de la inmobiliaria compostelana Apóstol, eso sí, precisó que, por el momento, «se mantienen los precios y habrá que esperar a cuando se salga de la crisis para ver si se rebajan».

Martínez aseguró, además, que un 10 % de los universitarios que tenían alquileres han solicitado la rescisión anticipada de los contratos, y otros, entre un 10 y un 15 %, reclamaron rebajas. «Todo dependerá si finalmente se van a realizar los exámenes presenciales, si no es así, en mayo el 50 % de los alquileres estarán rotos», auguró. Lo que continúa, dijo, es habiendo demanda, aunque supone la mitad de las solicitudes habituales que llegan a las inmobiliarias cada semana.

Precisamente, una de las cuestiones que se puso de relevancia ante el congreso es que «hay compradores solventes», aseguró Moisés Ruiz, gerente de Agora MLS, apuntando que estará al alza la demanda de clientes de perfil inversor. Un aspecto en el que también coincide, Luis Sanz, del Idealista, «va a volver con más fuerza el inversor». Por su parte, Ignacio Castillo, coach inmobiliario, destacó que, a diferencia de lo que sucedió en la crisis del 2008, «ahora sí hay liquidez, los bancos sí tienen dinero para prestar», aunque «el mercado que nos vamos a encontrar no va a ser el mismo que dejamos antes del confinamiento».