Última hora del virus en el mundo: Tres de cada diez positivos son en Estados Unidos

La Voz AGENCIAS

SOCIEDAD

El COVID-19 mantiene el pulso en 185 países y afecta ya a 2 millones de personas, de las que algo más de 500.000 se han recuperado

18 abr 2020 . Actualizado a las 19:00 h.

De este a oeste en el mapa. Desde Wuhan (China) hasta la otra punta del planeta, el COVID-19 sigue ganando terreno. El virus, que ha conseguido poner en jaque a 185 países, se ha llevado más de 132.000 vidas. El nuevo coronavirus ha contagiado a más de 2 millones de personas en todo el mundo. Tres de cada diez de ellas, en Estados Unidos, donde se registra en este momento la situación más crítica, con 614.482 positivos y 27.000 fallecidos, las cifras más altas según la información que maneja la Universidad Johns Hopkins. El dato positivo es el de recuperados, que son ya 507.000 a nivel internacional, una cuarta parte.

En Europa, España se mantiene a la cabeza con 177.633 casos confirmados, seguida por Italia (165.155), Alemania (133.209), Francia (131.365) y Reino Unido (99.455). Teniendo en cuenta las muertes, y siguiendo la tónica de los últimos días, la cifra más triste en el viejo continente se encuentra en el territorio italiano (21.645 defunciones) y le sigue la española (18.579), francesa (17.167) y británica (12.868).

Récord de fallecimientos diarios en EE.UU.

Este miércoles Europa se despertaba mirando al otro lado del Atlántico con cierta preocupación. Estados Unidos batía un nuevo récord de fallecimientos diarios por el coronavirus. En solo un día, 2.375 vidas interrumpidas, aunque la cifra podría ser mayor ante la falta de pruebas diagnósticas del virus en ciertas zonas del país, apunta Europa Press. El estado de Nueva York sigue siendo el más castigado, especialmente el distrito de Queens, que se considera ya uno de los principales focos de contagio. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, confirmaba que han alcanzado el «pico», aunque su intención no es levantar las medidas de contención por el momento. Más allá de la ciudad neoyorkina, se consideran puntos calientes Long Island y los condados de Westchester y Rockland. La actualidad nacional incluye también casos curiosos, como la autorización por parte del gobernador de Florida, Ron DeSantis, para emitir peleas de lucha libre en directo mientras los recintos no cuenten con público.

Un hombre con mascarilla escucha la gran campana de la catedral de Notre-Dame de París, que sonó de forma simbólica como señal de la resistencia del edificio un año después del devastador incendio que afectó al monumento
Un hombre con mascarilla escucha la gran campana de la catedral de Notre-Dame de París, que sonó de forma simbólica como señal de la resistencia del edificio un año después del devastador incendio que afectó al monumento GONZALO FUENTES | REUTERS

Cae el número de hospitalizados en Francia

Ya son 17.167 los fallecidos en Francia a causa del coronavirus, sin embargo el número de hospitalizados ha disminuido por vez primera desde que comenzó la pandemia, tal y como informaron hoy las autoridades sanitarias francesas. El director general de Sanidad, Jérome Salomon, ha señalado que el 62 % de las defunciones se produjo en hospitales, mientras que otro 38 % fue en residencias de ancianos. Según ha explicado, este aumento de las cifras se debe, en gran medida, a la «recuperación de la entrada de datos tras un largo fin de semana». «La pandemia sigue activa y debemos permanecer atentos», ha afirmado durante su rueda de prensa diaria Salomon. Por otra parte, durante la jornada de hoy las Fuerzas Armandas francesas confirmaron que un tercio de los marineros del portaaeronaves Charles de Gaulle han dado positivo por coronavirus. Y Amazon ha anunciado que paralizará la actividad en Francia durante al menos una semana como respuesta a la decisión de la Justicia que le obliga a limitar sus envíos en el país a productos esenciales.

El Reino Unido roza los 100.000 contagios

Continúa la escalada de contagios por COVID-19 en el Reino Unido, que se aproxima ya a los 100.000 casos confirmados y 13.000 fallecimientos. El balance publicado este miércoles, sumaba a la cifra de defunciones 761 nuevas muertes. No obstante, tal y como destaca Europa Press, los datos de fallecidos que recopila el Gobierno británico solo tienen en cuenta los casos de los hospitales, por lo que no reflejan una realidad que con toda probabilidad es aún más drámatica. Las autoridades se han comprometido a realizar pruebas de forma masiva en los centros de ancianos.

Our World In Data

Islandia, el país donde más pruebas se hacen

Los expertos coinciden en que la realización masiva de pruebas diagnósticas en la población es clave para contener el avance del nuevo virus. La Comisión Europea advertía este mismo miércoles que hacer test a «gran escala» es una «condición previa fundamental» tanto para «detectar y frenar la pandemia» como para levantar las restricciones y volver a la normalidad. Y, si alguien está haciendo bien los deberes, es Islandia. Según un informe de Our World in Data, el Gobierno islandés ya hizo test al 10 % de su población. Se realizaron 105,9 por cada mil personas, una proporción que ningún país consigue igualar ni de cerca. En segundo lugar está Estonia, con 24.8, seguido por Noruega (23.6), Suiza (23), Italia (18,2) y Corea del Sur (10,2).

Alemania prolonga el distanciamiento social

Alemania prolongó hasta el 3 de mayo las medidas de distanciamiento social y la restricción de contactos personales impuestas contra la pandemia del coronavirus, aunque se prevé una apertura gradual de la vida pública, escolar y comercial. La canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes regionales acordaron la reanudación de la vida escolar de forma escalonada el 4 de mayo, así como la reapertura de los comercios de hasta 800 metros cuadrados, mientras se recomienda llevar mascarilla en todo espacio público. «Hemos logrado un éxito, pero aún es parcial y frágil», afirmó Merkel, en relación a la ralentización de los contagios y el alto número de pacientes recuperados.

Cruce de acusasiones por suspender fondos para la OMS

«Ordeno a mi gobierno a detener la financiación mientras se realiza una investigación sobre el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la mala gestión y el encubrimiento de la expansión del coronavirus». Así anunciaba el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la suspensión temporal de fondos a la OMS después de varias jornadas especulándose sobre esta posibilidad. ¿El motivo? Para Trump el organimsmo internacional «falló en su principal deber y debe rendir cuentas».