Tragsatec defiende las medidas de protección contra el coronavirus para sus veterinarios

La empresa destaca que según el plan de actuación «la actividad de saneamiento tiene baja probabilidad de exposición»


La Voz

Tragsatec defiende las medidas de protección tomadas para sus veterinarios que retomaron el lunes la actividad. Los trabajadores, a través de la central sindical CSIF, denunciaron sus condiciones y, en especial, la falta de trajes de protección. «El Grupo Tragsa ha adoptado numerosas medidas destinadas fundamentalmente a garantizar que sus profesionales puedan seguir trabajando con total garantía para su salud, a la vez que se garantiza el servicio público encomendado. A tal efecto, se ha dotado a todo el personal del material de protección necesario frente al virus, garantizando que todas aquellas actividades que lo requieran, se hayan desarrollado con las máximas garantías de seguridad para los trabajadores», señala la empresa.

Además, explica que las medidas de protección llevadas a cabo están establecidas en el plan de actuación aprobado por la empresa, elaborado «en base al Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-Cov-2 emitido por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y en el que también participa el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo», indica. «Según este plan, se considera que la actividad del saneamiento tiene baja probabilidad de exposición dado que no se mantiene un contacto estrecho con una persona confirmada de coronavirus como puede ser el personal sanitario o contacto incluso con un caso probable por coronavirus», apunta la firma.

La empresa defiende, además, su labor de servicio público y las actuaciones que realiza para las administraciones públicas en la lucha frente al coronavirus. «Entre las que se encuentran labores de desinfección de espacios públicos o residencias de mayores y obras de adecuación de espacios hospitalarios para reforzar los recursos ante el COVID-19, entre otras».

Los veterinarios de Tragsatec denuncian su desprotección: «Te puede caer encima el sudor del ganadero que sujeta al animal»

Redacción

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios denuncia las condiciones con las que han retomado el trabajo

«Totalmente desprotegidos» es como se encuentran los veterinarios de Galicia de Tragsatec que se reincorporaron el lunes al trabajo, según denuncia la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). El sindicato amenaza con denunciar a la empresa pública ante inspección de trabajo si no garantiza las medidas de prevención para el ejercicio de sus funciones.

Una de las mayores críticas de los profesionales es que no se les haya dotado de equipos de protección individual (EPIs). Desde el colectivo explican que 36 de los 150 veterinarios de la plantilla en Galicia, concretamente los que efectúan las campañas de erradicación de enfermedades zoonóticas en las provincias de Lugo y A Coruña, volvieron el lunes al trabajo «desprotegidos». «Solo se les ha entregado mascarillas higiénicas y se les recomienda una distancia de seguridad de dos metros. Pero ni esa distancia es viable en su trabajo ni esas mascarillas protegen ni limitan la propagación del contagio del COVID-19», advierte la central sindical.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tragsatec defiende las medidas de protección contra el coronavirus para sus veterinarios