Los casos de COVID-19 en Vigo bajan por tercera vez en una semana

La Xunta deja de informar del total de fallecidos de cada residencia de ancianos por el coronavirus


Vigo

Los casos de COVID-19 en Vigo han bajado por tercera vez en una semana. Actualmente hay 1.077 personas en la ciudad y su área con la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus. Son trece menos que el día anterior. Los casos activos ya bajaron los días 8 y 12. Vigo es la única área de Galicia que ha experimentado este fenómeno tan repetidamente, a pesar de que los contagios en residencias han sido especialmente virulentos en esta área. En el conjunto de Galicia, el crecimiento es lento y no ha habido ni un solo día con menos casos que el anterior.

Que el número de casos activos baje no significa que ya no haya contagios. Sigue habiéndolos (el Sergas no especifica cuántos), pero la suma de altas y muertes es superior. Sobre todo las primeras, que ya son 271, 25 en el último día. Además, el dato es muy significativo porque se están haciendo más pruebas que nunca, por encima de las mil diarias, de manera que la capacidad diagnóstica ha crecido mucho en las últimas semanas. Si hay menos enfermos a pesar de que se hacen más pruebas, las cifras invitan al optimismo. Todos los datos que ofrece el Servizo Galego de Saúde en realidad hacen referencia a la noche anterior.

La caída de los casos se está notando sobre todo en los hospitales. En Vigo hay 126 ingresados, aunque el número llegó a superar los dos centenares. Son 71 en el Cunqueiro, 45 en Povisa y 10 en Fátima. Mientras, 951 siguen la enfermedad en su casa porque su situación clínica lo permite o porque no se benefician de una estancia en un centro sanitario. Desde el primer momento, los médicos han dado prioridad a esta vía de tratamiento para no consumir recursos hospitalarios.

En las ucis, la situación sigue siendo holgada. Solo hay una persona más ingresada en una unidad de cuidados intensivos de la ciudad. El Cunqueiro tiene 13, Povisa 8 y Fátima 4, de modo que en total son 25 en cuidados críticos. A 271 personas se les ha dado el alta.

Eso sí, todavía quedan muchos enfermos ingresados. Y esto hace que siga habiendo muertes. En las últimas 24 horas se han producido al menos cinco: tres en el hospital y dos dentro de residencias de ancianos (Moledo y Aldán). No se puede descartar que el número de muertes siga creciendo. De momento van 93.

Sin datos de residencias

Lo que se complica es el seguimiento a las residencias. La Xunta ya no va a informar de cuántas personas de cada residencia fallezcan dentro de los hospitales. Hasta ahora sí lo venía haciendo. Ahora, la Consellería de Política Social ha comunicado que solo informará de las muertes dentro de las residencias. El Sergas ofrece un balance total de usuarios de centros de mayores que han muerto, pero al no desagregar los datos no se puede saber cuál es la situación de cada una de las residencias.

Sin embargo, sí publican las cifras de contagiados en cada uno de los centros de mayores.

En total, en el área de Vigo han muerto personas de cuatro residencias: DomusVi Barreiro, 22; DomusVi Aldán, 22; Moledo, 7; Crecente, 2. Son 53 en total, sobre los 93 que ha habido en Vigo. El del último de los centros citados es una conclusión a la que se llega porque el dato de usuarios contagiados ha bajado en uno.

Además, una persona procedente de Barreiro que había sido trasladado a la residencia de tiempo libre de Patos ha dado positivo, como avanzó La Voz. Este centro de ocio se abrió solo para acoger a personas que hubiesen dado negativo en Barreiro y Aldán. La Xunta lo incluye en el balance de Barreiro, aunque no se sabe si se contagió en este centro o en el de Patos. En Barreiro se le hicieron tres pruebas y dio negativo. Ahora, este usuario está ingresado en el hospital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los casos de COVID-19 en Vigo bajan por tercera vez en una semana