Mascarillas para una vuelta al trabajo de mínimos en la comarca

En Ferrol, en una jornada festiva, las máquinas operaron en las obras de saneamiento de A Malata, aunque la parálisis en la ciudad y en Río do Pozo fue casi total


Ferrol

La actividad comenzó muy temprano para los efectivos de la Policía Nacional y los miembros de las diferentes Policías Locales de la comarca ferrolana. Después de dos semanas de hibernación de la economía vía decreto gubernamental, tocaba volver al trabajo, y hacerlo lo más protegidos posibles. Para ello, los agentes repartieron desde las siete de la mañana mascarillas al personal que viajaba en el transporte urbano y en las estaciones de tren y buses de Ferrol. La actividad, en estos dos últimos espacios, no obstante, fue mínima, ya que en la urbe naval se festeja su patrona local, la Virgen de Chamorro. 

El reparto de mascarillas fue común en el resto de municipios de la comarca. En As Pontes, junto a la Guardia Civil, los policías entregaron estas protecciones en los accesos a la central térmica y en el polígono de Os Airíos, mientras que la Policía Local de Pontedeume distribuyeron 400 mascarillas en la avenida de A Coruña. En Fene, a partir de mañana se encargará la Guardia Civil, ya que la Policía Local comienza a trabajar a las nueve de la mañana, dos horas después de cuando debe iniciarse el reparto. 

Aunque grandes empresas de la comarca continúan operando, como Reganosa, Endesa, Siemens Gamesa o Megasa -que recuperó la faena el viernes, después de que finalizasen las restricciones a la industria y a la construcción impuestas por el Gobierno central-, el pulso de la economía dista mucho de ser el habitual. En el corazón industrial de Ferrolterra, el polígono de Río do Pozo, está practicamente paralizado. Apenas media docena de fábricas tiene sus puertas abiertas. La de Ártabro Samdeu es una de ellas, con trabajos para la exportación en marcha. Sus responsables consideran que, antes de volver a la actividad, hay que primar la seguridad de los trabajadores, que en su caso está asegurada, ya que disponen de las medidas de protección individual adecuadas y, al ser únicamente una plantilla de diez personas y contar con espacio suficiente, también se garantiza poder guardar la distancias entre empleados. Arrimar el hombro para poder contribuir a la actividad económica es un momento tan complicado como el actual es el objetivo de los responsables de esta firma con proyectos de ingeniería y metalúrgicos.

La construcción también recuperó el pulso en algunos puntos de la comarca, como en el residencial Las Torres, de Narón, en donde los operarios ejecutan ya nuevas tareas de construcción de viviendas, En la rotonda de acceso al puerto de Ferrol también se pusieron en marcha las máquinas que se ocupan de la obra de saneamiento de A Malata.

Navantia, el gran foco de actividad y empleo en Ferrol, sigue bajo mínimos. El próximo miércoles, día 15, volverá a reunirse el comité intercentros con la dirección de la empresa pública para abordar el plan para la recuperación, algo que no sucederá, tal y como acordaron, mientras esté en vigor el estado de alarma. La mayor parte de las empresas auxiliares lanzaron ERTE cuando se activó el estado de alerta, y continúan con el empleo suspendido, ante la imposibilidad de trabajar en los astilleros de la ría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mascarillas para una vuelta al trabajo de mínimos en la comarca