Los farmacéuticos se ofrecen a distribuir mascarillas a ganancia cero

Las boticas de Galicia apenas disponen de estas protecciones, y donde las hay el precio se han multiplicado hasta por cuatro


El Consejo General de Colegios Farmacéuticos ha ofrecido al Ministerio de Sanidad la distribución controlada de mascarillas a la población a través de la tarjeta sanitaria, sin margen de beneficio para las farmacias y al precio intervenido que establezca el Gobierno. Los farmacéuticos han advertido, no obstante, de que en este momento no disponen de estos instrumentos de protección contra el coronavirus y han afirmado que a día de hoy no saben cuándo las tendrán. La altísima demanda y las casi nulas reservas han disparado los precios de venta, que se han multiplicado por dos, tres o cuatro en toda Galicia. Antes de la crisis, una mascarilla quirúrgica (la más sencilla) costaba alrededor de 25 céntimos (se vendía en paquetes); las FFP1, a poco más de 1 euro la unidad; una FFP2 casi alcanzaba los 3 euros; y las FFP3, entre cinco y diez, dependiendo de la marca.

Un paseo telefónico por siete boticas de la comunidad ofrece la significativa estadística de que solo dos disponen de mascarillas de algún tipo: una en Lugo, que despacha las FFP2, sin válvula, a 7 euros, y otra en Santiago, donde se venden las quirúrgicas a 1,20, pero por rigurosa lista de espera. «A cuentagotas nos las traen, y más que consiguiéramos, porque según llegan ya saliendo», explican desde la farmacia compostelana. Maite, de la botica lucense, reconoce que los precios son altísimos, pero tanto en origen como de venta. «Son carísimas y la gente no las recibe con agrado», añade. En Monforte, Ramón, que no las tiene, da idea de la desinformación que también ha de capear el farmacéutico: «Hace un rato me dijeron: “Le doy el numero de tarjeta sanitaria para ver cuántas nos tocan”».

Tuvieron medio millar de las quirúrgicas en una botica de Ourense, pero apenas les duraron cuatro horas. «El sábado por la mañana, de nueve a dos, se vendieron a cien por hora, literalmente», explica Begoña. Y Marta, una farmacéutica de Vigo, se niega a cobrarlas a los precios que están alcanzando. «Las que me han ofrecido son tan caras, a 1,75, a 1,90, que no me atrevo a traerlas. Además, me las ofrecen laboratorios de los que ni había oído antes, pero que ahora tienen excedentes. Me parece un abuso y me dan cero confianza», se queja.

Tampoco han llegado a Ferrol, donde Alfredo González reconoce que las únicas con que cuentan son las facilitadas para los propios farmacéuticos. «No nos alcanzan ni para nosotros, que somos seis y solo tenemos dos de las quirúrgicas», se lamenta.

Desde Noia, Antonio Busto, que además forma parte de la directiva del Colegio de Farmacéuticos coruñés, avisa de intentos de estafa a las farmacias: «No las hay ni se esperan recibir en breve, así que esto es el caldo de cultivo ideal para que, fuera del canal habitual, afloren distribuidores que las ofrecen adelantando un dinero, o incluso que facilitan marcas habituales, pero falsificadas. Sabemos de compañeros que han adelantado dinero y no tienen mercancía».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los farmacéuticos se ofrecen a distribuir mascarillas a ganancia cero