Última hora de la pandemia en el mundo: Portugal le pregunta a Holanda si quiere seguir siendo parte de la UE

Redacción LA VOZ

SOCIEDAD

ANDRE KOSTERS | EFE

António Costa cree que es el momento de la clarificación política de Europa. Australia anima a los extranjeros sin empleo a dejar el país, mientras Boris Johnson se muestra agradecido con los sanitarios, que denuncian falta de medios. El terrorismo islámico insta a aprovechar la crisis del coronavirus, mientras el Papa Francisco pide unidad en unos tiempos tan difíciles

18 abr 2020 . Actualizado a las 19:00 h.

Este no es un Domingo de Pascua cualquiera. El coronavirus ha hecho trizas planes y tradiciones y mantiene a medio mundo recluido en sus domicilios a la espera de que amaine el hiriente temporal sanitario, mientras el planeta se mueve a diferentes velocidades. Mientras en España e Italia se recurre a los datos para ver luz al final del túnel, en Estados Unidos la situación se recrudece día tras día. El país de Donald Trump ya es el foco mundial de la pandemia con el triste récord de muertos y contagiados: 545.387 infectados y más de 21.000 fallecidos, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins, que estima unos 8.000 fallecidos en Nueva York, donde la cifra de casos ronda los 160.000. 

 En Europa, Italia ha llegado hoy a 19.899 fallecidos, por delante de España (16.972) y Francia (14.393). En Alemania, cuarto país de Europa, hay ya 126.656 casos confirmados de Covid-19 y 2.908 personas fallecidas. La noticia positiva es que los recuperados van más allá de los 400.000 en todo el mundo.

Dejando a un lado las cifras, este domingo 12 de abril amanece con la situación agravándose en Estados Unidos y con su presidente pensando en la economía; con Australia instando a los extranjeros que se queden sin trabajo a dejar el país; o con Boris Johnson recuperándose favorablemente y agradecido con el personal sanitario. El Papa Francisco ha hecho un llamamiento a la unidad. En Filipinas los hospitales deberán incinerar a las víctimas de coronavirus en un plazo de 12 horas.

ANGELO CARCONI | efe

Italia suma el menor número de muertos diarios en tres semanas

El país transalpino comienza a ver la luz en la crisis por el COVID-19. Las autoridades del país han informado de 431 fallecidos en las últimas 24 horas, muy por debajo de los 619 del sábado y cifra más baja de las últimas tres semanas. La suma total de víctimas mortales por el coronavirus alcanza ya los 19.899, muy cerca de los 20.000.

Según informa Europa Press, en cuanto a los contagios, el boletín del domingo de Protección Civil cifra en 102.253 los positivos activos, 2.016 más que el sábado. En total los positivos por coronavirus son 156.363, incluidos dados de alta y fallecidos. El número de altas médicas se sitúa ya en 34.211, frente a las 32.534 del sábado, 1.677 más.

Un día más, Lombardía se mantiene como la región más afectada, con 10.621 fallecidos y 59.052 casos. Detrás se encuentra Emilia-Romaña (20.098 casos y 2.564 muertos) y Piamonte (16.660 casos y 1.729 fallecidos).

ANDRE KOSTERS | EFE

El presidente de Portugal le pregunta a Holanda si está dispuesta a seguir en la UE

António Costa ha vuelto a golpear con contundencia a Holanda, principal detractor de que los países se unan para acometer el coste de la pandemia del COVID-19. Como ya ocurrió a finales del pasado mes, cuando tildó de «repugnante» la petición de los neerlandeses de estudiar por qué España e Italia no contaban con recursos económicos para solventar el golpe económico, Costa incidió ayer en una cuestión si cabe más polémica. ¿Está Holanda dispuesta a seguir en la Unión Europea? 

«Más que una cuestión económica o financiera, es una cuestión política la que está encima de la mesa. Tenemos que saber si podemos seguir con 27 [países] en la Unión Europea, con 19 [en la zona euro], o si hay alguien que quiera quedarse fuera. Naturalmente, me estoy refiriendo a Holanda», soltó el luso en una entrevista con la agencia Lusa y recogida por EFE. El primer ministro destacó que es «el momento de clarificación política de Europa», además de criticar que Holanda se niegue a una mutualización de la deuda pública a través de los llamados coronabonos.