El sonense que endulza la vida a los sanitarios del hospital de Barbanza

Roberto Maneiro dedicó todo un día a preparar bizcochos para el personal del centro asistencial de Oleiros


Los barbanzanos siempre han dado buena muestra de su solidaridad y, en una situación como la actual, no iban a ser menos. Si escasean las mascarillas y hay que confeccionarlas, pues un pelotón de costureras ponen en marcha sus máquinas y cosen miles; si hacen falta máscaras protectoras, las impresoras 3D de numerosos vecinos trabajan a toda máquina para que nadie se quede sin ellas; y, si hay que animar a los sanitarios que lo están dando todo, pues además de aplaudir desde las ventanas, también hay quien piensa en endulzarles un poco estos momentos. Eso fue lo que hizo el sonense Roberto Maneiro, que ayer empleó todo el día en elaborar unos sabrosos bizcochos caseros, que por la tarde su madre entregó a los sanitarios del hospital de Barbanza.

«Quería levarlles un detalle doce para pasar este tempo tan amargo», confiesa este vecino de Caamaño, que lleva media vida trabajando en el mundo de la hostelería. El estado de alarma le obligó a quedarse en casa y, como está acostumbrado a preparar comida y a ir probando recetas que mira en Internet, decidió aprovechar este encierro forzoso para ayudar a quienes están intentando pararles los pies al coronavirus. Además, a todo esto se unió que justo en su vivienda tenía material suficiente para poder elaborar estos dulces, que al final precisaron sesenta huevos caseros, cinco kilos de azúcar y otros tantos de harina.

Pero, además del ingrediente solidario, una de las claves para que los bizcochos saliesen deliciosos fue que se elaboraron en una cocina de leña. Maneiro reconoce que el trabajo fue laborioso, «porque estiven desde as dez da mañá hasta media tarde facendo os postres, e con esta cociña hai que ter moito coidado para que non se perda a calor e se baixen, porque estes biscoitos non levan levadura». A pesar del esfuerzo, el sonense afirma que todo lo que se haga por ayudar será poco, y ya planea elaborar más postres que esta vez irán destinados a los sanitarios del centro de salud de Porto do Son. Sin duda, una noticia dulce en medio de tantas agridulces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El sonense que endulza la vida a los sanitarios del hospital de Barbanza