Enriqueta Bermúdez: «Esta situación é igual que coa peste do 1918. Quedamos todos na casa para non contaxiarnos»

La abuela de Carnota acaba de cumplir 106 años, un aniversario en el que no pudo reunir a toda su familia


La abuela de Carnota tuvo que celebrar ayer su cumpleaños de una forma muy diferente, puesto que el estado de alarma impidió que pudiera rodearse de toda la familia para soplar las velas por sus 106 años. En más de un siglo de vida ha sido testigo de muchas cosas y, por eso, no es la primera vez que Enriqueta Bermúdez ve como todo el mundo se encierra en sus viviendas para impedir la propagación de un virus.

La vecina de Quilmas recuerda que: «Esta situación é igual que coa peste do 1918. Quedamos todos na casa para non contaxiarnos». Cuando la gripe española se llevó por delante a media población, Enriqueta solo tenía cuatro años, pero recuerda que su madre le contó que «morrían todos, como agora». Aunque ellos sobrevivieron, la vida de esta carnotana estuvo llena de altibajos, ya que las desgracias llamaron a su puerta en muchas ocasiones. «Mi abuela quedó viuda en el año 1967, pero antes ya había perdido a cuatros de sus cinco hijos. Una niña murió al nacer, otras dos gemelas al poco tiempo, y un tío mío a los 14 años por unas fiebres muy altas, que luego se pensó que era leucemia», recuerda Reme Martínez, que también despidió a su padre cuando él solo tenía 64 años. «Al final, les sobrevivió a todos».

Vendiendo pescado

Aunque en los últimos años Enriqueta ha sufrido varios problemas de salud que han mermado su movilidad, su cabeza funciona perfectamente y todavía recuerda los años que pasó vendiendo pescado por los pueblos, «desde Santa Comba a Cee, y luego traía de vuelta maíz y patatas. A veces no le daba tiempo a volver, y tenía que dormir en cabañales», apunta su nieta, que estos días no puede acercarse tanto a ella como quisiera. «Soy sanitaria y cuando llego de trabajar, ya me dice que no me arrime».

Con todo, ayer celebró con ella, su nieto y su nuera un cumpleaños especial, en el que el Concello de Carnota le envió un ramo de flores, y Enriqueta sopló con fuerza las velas de su 106 años, deseando que pueda sumar otro más rodeada del resto de familia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Enriqueta Bermúdez: «Esta situación é igual que coa peste do 1918. Quedamos todos na casa para non contaxiarnos»