El consejo de un médico veterano: «Todo el mundo debe llevar mascarilla, da igual si es de algodón o de lino»

Javier Bandín ha hecho un seguimiento de la pandemia y los mejores resultados son los asiáticos, donde las máscaras son parte de la cultura de la población ante cualquier infección


Redacción

«Mi mascarilla te protege a ti. Tu mascarilla me protege a mí». Es el lema que se ha seguido en la República Checa, donde este tipo de protector es obligatorio para la población en general frente al coronavirus. Y es también el consejo reiterado de Javier Bandín, un veterano profesional de la medicina como neurocirujano, médico de familia y diplomado en Sanidad. «Está demostrado que salvan vidas», insiste. Lo ha comprobado tras realizar un seguimiento de la pandemia, junto a su hermano y otros colegas de profesión, y comprobar que los países con mejores resultados son los asiáticos, donde, aparte de otras medidas, el uso de las máscaras forma parte ya de la cultura de la población ante cualquier infección.

Por ello le ha indignado un supuesto mensaje atribuido a la OMS en el que se advertía que el uso de mascarillas de algodón podía ser incluso perjudicial, ya que no son resistentes a los fluidos y pueden retener la humedad. «Es rotundamente falso y manipulador -aclara Bandín-, porque en ningún documento de la OMS se hace alusión a las mascarillas de algodón». Aclara, en este sentido, que tampoco «ninguna mascarilla quirúrgica es resistente a los fluidos, porque todas se humedecen con las secreciones bucales de los sanitarios que las usan. Su función es la de retener la humedad y gérmenes de las secreciones».

Es más, el médico asegura que cualquier protección es buena y necesaria contra el virus, aunque no sea estrictamente de material quirúrgico. Obviamente, las profesionales ofrecen más garantías, pero ante una crisis como esta es mejor algo que nada. De hecho, la FDA de Estados Unidos ofrece desde hace días instrucciones para que la población pueda confeccionar este producto de forma artesanal si no lo encuentra en el mercado. Se trata de una iniciativa que también pondrá en marcha el Ministerio de Consumo en España. «Todo el mundo -dice Bandín- debería llevar mascarillas, da igual que sean de algodón, de lino o de cualquier otro material. Son imprescindibles. Incluso si no tienen nada a mano y la gente necesita salir a la calle, puede taparse con una bufanda o atarse un pañuelo».

Este profesional médico, de hecho, también alude a un estudio de la Universidad de Cambridge en el que se demuestra «la utilidad y eficacia de las distintas piezas de tejido que tenemos en todas las casas, y que son perfectamente útiles para sustituir a una mascarilla convencional homologada». Cualquier cosa menos salir a la calle sin un protector.

El textil gallego logra una capacidad de confección de 50.000 mascarillas al día

M. Sío Dopeso

Lonia cose miles de batas para hospitales gallegos y Adolfo Domínguez y Bimba y Lola distribuyen equipos protectores

Es la hora de la solidaridad y la industria gallega ha estado rápida demostrando su compromiso con donaciones impagables de material de protección contra el coronavirus, pero también tomando la iniciativa para empezar a fabricarlo en tiempo récord.

El sector textil y de la moda, con Inditex al frente, ha sido de los primeros en movilizarse. El grupo dueño de Zara, a través de su fundación, ha repartido ya más de 35 millones de unidades de protección sanitaria adquiridas fuera de España. Pero el material que demanda a gran volumen esta situación de emergencia sanitaria también se puede producir en Galicia, y las pymes del textil ya lo están comenzando a hacer coordinándose a través de Cointega, el clúster gallego del sector, y bajo los criterios del Ministerio de Sanidad y de la Consellería de Economía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El consejo de un médico veterano: «Todo el mundo debe llevar mascarilla, da igual si es de algodón o de lino»