Las altas superarán a los positivos la semana que viene si sigue la tendencia

España rebasa los 15.000 muertos, solo por detrás de Italia y de Estados Unidos


redacción / la voz

España podría superar en cuestión de días la fase crítica de la epidemia. La clave fundamental, según los expertos y el propio Ministro de Sanidad, para que los hospitales puedan recobrar paulatinamente la normalidad es que las altas superen el número de nuevos casos positivos diarios y eso está a punto de producirse De hecho, Asturias, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana, País Vasco y La Rioja ya lo han conseguido y, si las tendencias se mantienen, el próximo martes ese ansiado hito se lograría, de media, en el conjunto de España. En otras palabras, si a las curvas de curados y contagios nuevos detectados, que son bastante irregulares por cuestiones de notificación, efectos del fin de semana y, además, se le aplica la tendencia media de los últimos siete días, el martes se cruzarían, con las altas por encima de las 5.000 diarias y los contagios declarados ligeramente por debajo.

Todo esto, como cualquier intento de predicción en un entorno tan desconocido y volátil como este, es susceptible de cambios que, en cualquier caso, no deberían modificar de manera importante la tendencia, ya que, en realidad, esta refleja la verdadera situación de la epidemia unas dos semanas atrás. Así, por ejemplo, es posible que durante el sábado y el domingo los registros bajen más de lo que les correspondería y reboten de nuevo lunes y martes, como ocurrió esta semana y la anterior.

En cualquier caso, todas las cifras principales apuntan a la contención de la epidemia, aunque no se vea todavía el descenso acusado de los casos, las hospitalizaciones y los fallecidos que sería deseable. Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Sanidade, que cada vez están más cuestionados, pero que son la principal referencia oficial, los 683 muertos reportados ayer representan la tercera cifra más baja de las últimas dos semanas. Con todo, superan ya la barrera psicológica de los 15.000 fallecidos (15.238), que solo ha rebasado Italia (18.279) y ayer, por primera vez, también Estados Unidos (15.774). Pese a ello, las cifras de ayer corrigen el repunte del martes (743 muertos) y el miércoles (757) y vuelven a la tónica descendente de los últimos días, con un incremento de los fallecidos en 24 horas del 4,69 %, el más bajo de los registrados hasta la fecha.

Tendencia que se extiende a los positivos detectados, con un 3,9 % más, el mínimo de la serie histórica solo por detrás del 3,26 % del lunes. Son 5.756 casos nuevos para un total de 152.446, únicamente superados en el mundo por los registros de Estados Unidos.

Lejos de retomar la actividad

«La tasa de crecimiento con la que se propaga la enfermedad está disminuyendo de forma general en todas las comunidades autónomas», incidió la directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), María José Sierra, en su comparecencia de ayer, en la que también dio cuenta de que el incremento en las necesidades de hospitalización e ingresos en las unidades de cuidados intensivos se mantiene en el umbral del 3 %.

En cualquier caso, todos estos datos no implican, ni mucho menos, que se vayan a adoptar de inmediato respecto al confinamiento de la población más allá de las ya conocidas para los trabajadores de la industria y la construcción a partir del lunes.

«Volvemos a una situación que ya nos estaba dando resultados de semanas anteriores, que ya estaba consiguiendo reducir la transmisión», dijo Sierra, respecto a si esta vuelta parcial al trabajo podría disparar las cifras de contagio en las próximas semanas. Del mismo modo, y aunque señaló que están contemplando todos los escenarios posibles, reconoció que no tienen concretada aún la forma en la que el grueso de la población podrá retomar su vida normal. «Nadie en el mundo tiene la solución, ni los criterios claros, ni los marcadores específicos para hacerlo», afirmó la doctora, quien apuntó que «hay un montón de factores que hay que ir viendo, siguiendo y poniendo juntos».

La predicción de los matemáticos avanza la caída de nuevos contagios

mila méndez
mates

Los modelos no son alentadores respecto a la congestión de las ucis, pero observan una estabilización en el caso gallego

Hace una semana hicieron un llamamiento y hoy son más de 50 los estadísticos, matemáticos y científicos que colaboran con la iniciativa Acción Matemática contra el Coronavirus, promovida por el Comité Español de Matemáticas (CEMat) y dirigida por el catedrático del área de Estadística e Investigación Operativa de la Universidade da Coruña (UDC), Ricardo Cao. Ayer dieron a conocer sus primeras predicciones cooperativas, que se pueden consultar en la web de la universidad gallega.

De aquí al próximo martes (el último día incluido en sus tablas al término del día de ayer era el martes 7), el comité avanza en sus modelos una tendencia a la baja en la cifra de nuevos casos. «En Galicia el pico se dio en los últimos días de marzo. Desde entonces, fue bajando. A nivel estatal, la tendencia es parecida, está en una zona de clara bajada», apunta Ricardo Cao.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las altas superarán a los positivos la semana que viene si sigue la tendencia