Acopio en los supermercados para afrontar los festivos de Semana Santa

Los cierres de hoy y mañana depararon esperas de más de 30 minutos para acceder


a coruña / la voz

El cierre de una cantidad importante de los supermercados de la ciudad hoy y mañana hizo que los coruñeses se echasen ayer a la calle más de lo habitual en los últimos días con el objetivo de comprar alimentos para hacer frente a los festivos de esta atípica Semana Santa.

La imagen se repitió por todos los barrios de la ciudad y desde la entrada de cualquier supermercado se formaban largas colas que, en muchas ocasiones, hacían que los coruñeses tuviesen que seguir la fila por calles perpendiculares. El aumento de ciudadanos que querían realizar sus compras ayer, unido a las medidas restrictivas en este tipo de establecimientos para evitar contagios y aglomeraciones, depararon esperas de más de media hora solo para poder acceder al supermercado.

«Llevo más de 20 minutos en la cola y todavía me falta un rato para entrar», explicaba Raquel mientras aguardaba en la cola junto a una veintena de personas para comprar en el Gadis de la plaza de Lugo. Como hacen muchos estas semanas, intenta reducir las veces que baja a la calle y, cuando le toca, hacer el mayor número de cosas posibles. «Tenía que bajar la basura y así aprovecho. Antes fui al mercado a por pescado y ahora al súper para comprar otras cosas», señala en medio de una cola que llegaba hasta la esquina de la iglesia de Santa Lucía y que continuaba por el lateral del templo religioso.

A unos pasos de este supermercado, en el mercado de la plaza de Lugo, la imagen era algo diferente y aunque había movimiento, el volumen de clientes era mucho más bajo. «Hoy (por ayer) hubo más gente que otros días porque vienen los festivos, suele pasar antes de los fines de semana», explica Ana Doldán, que regenta una frutería en esta plaza de abastos. En su caso, extensible al de la mayoría de placeros, el volumen de ventas ha bajado durante el estado de alarma. Sobre todo a nivel presencial, porque los pedidos on-line experimentaron un crecimiento. «Hubo que bajar el número de pedidos porque era imposible mantener el ritmo», destaca mientras no deja de preparar encargos. Por su parte, Enrique, de la Pescadería Puri y Montse, resalta otro aspecto que han notado en este período, y es que «sobre todo la gente viene antes para evitar aglomeraciones».

El reparto on-line está ayudando a los mercados a paliar el descenso de ventas, y en el de Elviña hubo comerciantes que esta semana se aliaron para incorporarse al sistema de reparto en bicicleta. «Tenemos más encargos que venta en el mostrador», resumen desde la Carnicería Pablo.

Otros establecimientos que recurren a la venta en línea y al reparto son las confiterías, que en estos días despachan roscones y huevos de Pascua. «Hay mucha venta, la acogida fue muy buena», admite Esther, de Ferrio. A pesar de ello, el volumen de productos que se vende es muy inferior al de otras ocasiones, situación que se repite en otros negocios como la confitería La Coruña: «Nada comparable con otros años».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Acopio en los supermercados para afrontar los festivos de Semana Santa