Xiana, otra gallega que nace sana de una madre con COVID-19

El Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo ha registrado tres partos en estas circunstancias. Las dos primeras madres ya han sido dadas de alta


Vigo / la voz

La vida va abriéndose paso en medio de la crisis del coronavirus. El domingo 5 nació Xiana, la hija de una mujer de Ponteareas que contrajo el COVID-19. Es el tercer bebé que nace sano en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo de una madre infectada. Hasta ahora no han trascendido más casos en Galicia. Los primeros son Fabio, Lucas y Xiana.

El nacimiento de esta niña fue particular, porque la madre fue diagnosticada pocas horas antes de dar a luz. Empezó a encontrarse mal el propio domingo. Llegó al hospital con síntomas de infección respiratoria y embarazada de 34 semanas. En urgencias se le hizo la prueba del coronavirus y dio positivo. Dicen fuentes del hospital que como se encontraba mal, empeoraba y la gestación estaba avanzada, se decidió hacer una cesárea de urgencia. Todo salió bien.

En los dos casos anteriores, las madres habían sido diagnosticadas unos días antes del alumbramiento y permanecían ingresadas en el hospital. En esos dos casos, como su situación clínica no mejoraba, se programó la cesárea, pero no fue una intervención urgente. Esas dos mujeres ya superaron la fase aguda del COVID-19 y la semana pasada fueron dadas de alta con sus niños.

Sin contacto

La madre de Xiana está aislada en el hospital. No puede visitar a su bebé. Es algo que les ha ocurrido a las tres mujeres que han dado a luz en estas extrañas condiciones. Los dos niños y la niña fueron ingresados en la unidad de neonatología, pero sus mamás no podía estar con ellos durante su aislamiento por COVID-19. Los iban conociendo por las fotos que les hacía llegar el personal sanitario cada día. Quizás sea la parte más dura de todo esto: no experimentar el contacto en los primeros días, para no transmitir el virus al neonato. Xiana ha nacido después de 34 semanas de embarazo. Fabio nació el 17 de marzo tras 36 semanas. Lucas vino al mundo el 19 de marzo, Día del Padre, después de 35 semanas de gestación. Todos los partos han sido avanzado el tercer trimestre, y los tres bebés han sido prematuros, una condición que adquieren los niños alumbrados antes de la semana 37 de embarazo, cuya duración normal es de 40. Todos los niños prematuros quedan ingresados en la unidad de neonatología para su recuperación y para que ganen peso, mientras sus madres se recuperan de la infección por coronavirus. No todos precisan incubadora.

Estos tres casos en Galicia empiezan a constituir ya una interesante muestra. Las investigaciones previas indicaban que no había transmisión intraútero del virus SARS-CoV-2. Se han publicado varios estudios en revistas científicas internacionales con casos similares en Wuhan, epicentro de la pandemia, todos con la misma conclusión. En Galicia, existe un protocolo específico para la atención al parto de mujeres enfermas de COVID-19. El personal tiene que ir especialmente protegido para no contagiarse mientras interviene en la cesárea. Pero estos tres casos empiezan a consolidar la normalidad de estos partos. Y la esperanza de futuro en una emergencia sanitaria que no está dejando muchas buenas noticias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Xiana, otra gallega que nace sana de una madre con COVID-19