La curva es cada vez más plana en España pese al repunte de casos y muertes

Los técnicos sanitarios justifican el repunte al retraso en las notificaciones del fin de semana


redacción / la voz

Como cada martes, el número de fallecidos y contagiados por coronavirus aumentó en España. Es el «efecto fin de semana» al que los técnicos de Sanidad vienen apuntado desde el inicio de la crisis: los retrasos en las notificaciones desde las comunidades autónomas entre el viernes y el domingo que se ajustaron ayer. De ahí que, tras casi una semana observándose un declive en el número de nuevos contagios y víctimas mortales, el balance ofrecido este martes por el ministerio de Salvador Illa deja un repunte en ambos parámetros: 743 bajas (el lunes eran 637) y 5.478 positivos, unos 1.600 más que el día anterior. El retroceso ya augurado por las autoridades sanitarias es prácticamente insignificante en términos porcentuales, los que ahora dan cuenta de cómo se propaga el virus.

«Es normal que haya ciertas oscilaciones en los datos, sobre todo tras un fin de semana», recordó María José Sierra, jefa del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en su actualización diaria de la evolución del coronavirus en el país. «Lo importante es ver la tendencia y el acumulado de los últimos días. Creemos que este pequeño repunte no tiene más importancia», añadió la doctora. Lo cierto es que el aumento comparado con el día anterior tanto de fallecidos como de contagiados fue el segundo más bajo de la serie histórica. El menor se dio el lunes. Los nuevos datos confirman así que ambas curvas tienden a aplanarse desde hace varias días.

Respecto al lunes, los positivos aumentaron en un 4,06 %, hasta alcanzar un total de 140.510, confirmando a España como el segundo país con mayor número de contagios tras Estados Unidos, que este martes superaba ya la barrera de los 370.000. Casi 13.800 personas perdieron la vida por el coronavirus, tras el incremento del 5,7 % respecto al día anterior. El Ministerio de Justicia comenzó a recopilar de forma diaria todas las defunciones inscritas en todos los registros civiles y las licencias de enterramientos concedidas para disponer de información «objetiva y veraz» sobre el número real de bajas.

Pasado el mismo período de tiempo en Italia desde que se notificaron los cien primeros casos, la evolución de positivos era prácticamente similar, pero el ritmo de fallecidos avanza mucho más lento en España, un 5,7 % frente al 11,9. El país transalpino, que experimentó la propagación del virus días antes que España, logró este martes su mejor dato en la progresión de fallecidos, un 2,8 %, y acumula 8 días creciendo por debajo del 5 %. La cifra total de víctimas mortales supera ya las 17.100. 

Baja la presión en las ucis

Según Sierra, las comunidades autónomas trasladan que «empieza a verse cierta bajada en la presión en las ucis». Estos servicios experimentaron un incremento de ingresos inferior al 2 %, el segundo registro más bajo desde que comenzó la epidemia, para un total de 7.069 pacientes.

La tendencia de las altas evoluciona de forma positiva, próxima al 7 %, y llega a los 43.208 pacientes recuperados. Así, tres de cada diez contagiados recibieron el alta. Sierra es prudente a pesar de que los balances ofrecidos durante la última semana evidencian un mayor control sobre la propagación del virus. «Hay que ir valorando poco a poco y viendo lo que pasa. Sería muy atrevido por mi parte decir cuánto va a durar porque ni nosotros ni nadie en el mundo lo sabe realmente», reconoció.

Eso sí, apuntó a dos fechas clave en el desarrollo descendente de la curva: el 25 de marzo, cuando diez días después de decretarse el estado de alarma empezó a bajar del 20 % la evolución de casos de un día para otro, y el 2 de abril, día que hubo un aumento del 7,9 % y que no ha vuelto a rebasarse desde entonces.

Los ingresos en las ucis gallegas caen por segunda vez y los contagios registran su aumento más bajo

e. álvarez santiago / la voz

 El balance ofrecido este martes por el Sergas vuelve a mostrar que la propagación del coronavirus en la comunidad se ha visto contenida en las últimas fechas. Galicia registra 5.435 casos activos de coronavirus, lo que implica que sigue moderándose la curva de contagios. Los nuevos casos son 93, la cifra más baja desde el pasado 18 de marzo, un aumento inferior al 3 % respecto al día anterior si se toman también los casos confirmados en residencias de mayores.. En total, según los datos del Ministerio de Sanidad, hay 6.331 casos contabilizados en Galicia,

También bajan los pacientes hospitalizados en ucis, que hasta ayer eran 162. Son ocho menos que el día anterior, registrando así la segunda bajada en el número de ingresados en estas unidades desde el inicio de la crisis sanitaria en la comunidad. La Xunta ha habilitado camas de refuerzo en estos servicios hasta llegar a las 270, por lo que el nivel de ocupación todavía es alto pero manejable. De los 5.435 contagios en los hospitales gallegos, 1.117 están en el área sanitaria de A Coruña; 1.094 en la de Vigo; 999 en la de Ourense; 884 en la de Santiago; 563 en Lugo; 466 en Pontevedra y finalmente 312 en el área de Ferrol. En el caso de Lugo, la cifra es exactamente la misma que hace 24 horas, lo que según el Sergas se debe a que ha habido contagios pero también altas que dejan el mismo número de casos activos. Se han registrado hasta el momento 688 altas de pacientes y 208 fallecimientos, a los que hay que sumar los 50 notificados en las residencias de mayores. En total, 258 víctimas mortales después de que sumar cuatro nuevas bajas: dos hombres de 98 y 78 años ingresados en Povisa y en el hospital de Monforte; y dos mujeres de 85 y 88 años en el Hospital de Cee y el CHUAC. Ambas presentaban patologías previas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La curva es cada vez más plana en España pese al repunte de casos y muertes