El Seprona sorprende a un vecino de Camariñas que venía de practicar pesca deportiva en Touriñán

No tenía licencia y estaba a 30 kilómetros de su domicilio


Carballo / La Voz

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de Corcubión sorprendieron a un vecino de Camariñas que se fue a practicar pesca deportiva a Touriñán, en Muxía. Además de desobedecer la orden de confinamiento por el estado de alarma carecía de licencia de pesca marítima.

El martes, miembros del Seprona se fueron a dar una batida por la orilla del mar para garantizar que se cumpla el estado de alarma en la zona costera. Al llegar al cabo Touriñán vieron un vehículo escondido en la zona de acantilados, por lo que se pusieron a vigilar para localizar al dueño. Después de una espera vieron a una persona andando hacia el auto. Llevaba una caña de pescar, una mochila y ropa de pesca. Al llegar al coche fue interceptada. Era un vecino de Camariñas de 57 años de edad que estaba a más de 30 kilómetros de su domicilio. Al ser interrogado sobre qué hacía a tanta distancia de su casa respondió que se agobiaba en su vivienda y que se había ido a pescar para evadirse un poco. Este tipo de pesca está prohibida de acuerdo al decreto que declara el estado de alarma.

Al pedirle los guardias la licencia de pesca marítima, ya que la Xunta también tiene prohibida temporalmente la recreativa, no la tenía, motivo por lo que también fue denunciado. Como consecuencia de ello, las capturas fueron devueltas al mar, en su caso, o destruidas, en otro, pues por las medidas de protección contra el contagio por COVID-19 no fueron entregadas a un centro benéfico como se haría en una situación normal. En cuanto a los útiles de pesca, que también fueron incautados, serán entregados a la Xunta de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Seprona sorprende a un vecino de Camariñas que venía de practicar pesca deportiva en Touriñán