Navantia recuperará la próxima semana una actividad «mínima» en los astilleros de la ría de Ferrol

Los sindicatos aluden a un período de dos semanas desde el levantamiento del estado de alarma para organizar cómo volver al trabajo


Ferrol

No será el lunes ni de golpe. Ni representará un cambio realmente relevante respecto a la situación actual. Pero los astilleros de Navantia en la ría de Ferrol recuperarán a partir de la próxima semana parte de la actividad que perdió con el endurecimiento de las restricciones del estado de alarma. A expensas de las novedades que puedan emanar de las directrices del Gobierno central, la hoja de ruta de la empresa pública pasa por revertir la inactividad actual a un estado de latencia en el que se recupere una actividad «mínima», similar a la que mantuvo durante las primeras semanas del estado de alarma. Es decir, atendiendo únicamente aquellos encargos que no se puedan demorar y con el mínimo personal posible en sus instalaciones.

La dirección de Navantia y el Comité Intercentros mantuvieron esta mañana un encuentro por videoconferencia tras el que la representación sindical trasladó: «Mientras no se levante el Estado de Alarma, anunciado para el día 26 y mientras no haya cambios gubernamentales, seguiremos con el Estado anterior de limitación y, mientras tanto, se discutirá en los Comités de Emergencia cómo recuperar la actividad en el período de dos semanas tras dicho levantamiento del Estado de Alarma». La comisión de seguimiento de esta situación volverá a reunirse el próximo miércoles, día 16. Y entonces debería haber ya algún leve cambio respecto a la situación actual.

Hoy finaliza la vigencia del decreto gubernamental que restringió la actividad empresarial. Y tras el día inhábil de mañana y el fin de semana, el lunes se da el pistoletazo de salida para que actividades no esenciales puedan arrancar de nuevo los motores.

Pero no será en Ferrol, donde es día festivo. Y tampoco en Navantia, con centros de trabajo en localidades donde también lo es. Además, será necesario negociar qué trabajos se considera que hay que afrontar y no pueden esperar. Y definir qué labores se irán incorporando poco a poco.

Desde la empresa se insiste en que la prioridad es garantizar la salud de los trabajadores. En la reunión de ayer la dirección expuso datos relativos a los procesos a seguir en la recuperación de los días de permiso retribuido recuperable, sobre el plan de recuperación de la actividad y se detuvo en cómo se abordará la evaluación de riesgos del COVID-19.

Por el momento, continúa siendo una incógnita cuándo y cómo se reincorporarán al trabajo tanto la plantilla principal como la auxiliar, incertidumbre que el encuentro de hoy no consiguió despejar.

Desde que se decretó el estado de alarma, solo se mantuvieron trabajos de reparación en curso y tareas indispensables, activando la opción del teletrabajo en los casos en que fue posible.

Los astilleros locales de Navantia mantenían en curso cuando estalló la crisis la fabricación de los dos buques logísticos para la Armada de Australia, la de las estructuras flotantes para el parque de eólica marina Kinkardine, que construye Cobra en aguas escocesas, y encargos en la división de Reparaciones. e generaban sustento para más de 2.000 trabajadores auxiliares.

La industria mira a Navantia para encender de nuevo sus máquinas

beatriz couce
Navantia fabrica en Ferrol dos buques logísticos para Australia. En la imagen, de archivo, en la botadura del segundo
Navantia fabrica en Ferrol dos buques logísticos para Australia. En la imagen, de archivo, en la botadura del segundo

A partir del viernes la actividad puede regresar a los astilleros, pero esa decisión se analizará en unos días

Toda la atención está puesta en Navantia. Una vez que el próximo jueves, día 9, finalice la vigencia del decreto gubernamental que redujo al mínimo la actividad empresarial, firmas y fábricas podrán de nuevo volver a encender sus máquinas. Pero en Ferrolterra, para muchas empresas, la posibilidad real de recuperar pulso pasa irremediablemente porque los astilleros de la ría decidan retomar el trabajo, que dejó en mínimos desde el 16 de marzo.

Tanto desde el ámbito sindical como empresarial se admite que la situación no es fácil. De un lado de la balanza se encuentran los centenares de empleos de las empresas auxiliares que dependen de la decisión de la empresa pública, y del otro, la necesidad de no dar un paso en falso que comprometa la seguridad de todo los empleados que a diario van a atravesar las puertas de las antiguas Astano y Bazán.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Navantia recuperará la próxima semana una actividad «mínima» en los astilleros de la ría de Ferrol