Feijoo, sobre los test del Gobierno: «No valen para hacer un diagnóstico fiable»

SOCIEDAD

Sandra Alonso

Advierte de que pueden dar «falsos positivos» y no eliminan el cuello de botella

08 abr 2020 . Actualizado a las 21:43 h.

La Xunta tenía grandes esperanzas depositadas en los 58.000 test rápidos que le remitió el Ministerio de Sanidad a lo largo del fin de semana para detectar el COVID-19, pues entendía que la entrega contribuiría a romper el cuello de botella que se le formó en los muestreos en las residencias de mayores y de discapacitados por falta de material suficiente. En cambio, no fue así. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, manifestó este miércoles que los test rápidos recibidos «por si solos no valen para hacer un diagnóstico fiable», así que deberán ser complementados con las pruebas PCR, que requieren de un manejo más complejo y lento que las anteriores.

Respeto al material remitido por el Gobierno central, Feijoo dijo: «Pensábamos que eran test definitivos, que utilizándolos podíamos hacer un diagnóstico fiable al 100 %». «Lamentablemente eso no es así», añadió el mandatario autonómico, antes de remarcar que esto es lo que impidió que se pudiera realizar un «cribado masivo» de pruebas en las residencias de mayores, que sigue siendo uno de los motivos de mayor preocupación de las autoridades sanitarias, por el elevado número de positivos que se están detectando entre los internos y los trabajadores.

El presidente de la Xunta hizo hincapié en que los test rápidos pueden dar «falsos positivos», al señalar que no distinguían entre personas inmunizadas, que superaron la infección, y otras que aún no lo hicieron. «No son los que esperábamos», dijo Feijoo sobre los test enviados por Sanidad.