El tráfico en la autovía se frena con el cese de la actividad no esencial

En los días previos se llegó a una nueva cifra récord con menos de 500 vehículos


Carballo / la voz

La autovía da Costa da Morte es un buen reflejo de la paralización que vive la comarca, al igual que el resto del país, con motivo del estado de alarma por el coronavirus. Si ya desde la primera semana decretada de confinamiento el tráfico fue descendiendo drásticamente, en la tercera, en la que entró en vigor la paralización de la actividad no esencial, los datos de movimiento son arrolladores.

En los días previos a la aprobación de esta última medida, se llegó a cifras récord negativo con menos de 500 autos de media el domingo 29 en el tramo 59 (Baio leste): 449 para ser exactos, según los datos facilitados por la Consellería de Infraestructuras. Ni en las primeras jornadas de apertura de la AG-55, allá por el 29 de julio del año 2016, hubo tal escasez de tráfico. Otras cifras insólitas se dieron ese mismo día en los tramos 50 (Nantón), con 511 vehículos de transporte, y 46 (A Agoalada) con 550. Desde que comenzó el confinamiento, los números más bajos se detectaron durante los fines de semana. Fue precisamente el lunes y el martes, los primeros días de suspensión de los trabajos no vitalmente necesarios, cuando se detectó una caída más radical. Si las diferencias entre el tráfico observado esos días concretos de la primera y la segunda semana de situación especial apenas llegaban a los mil vehículos de media, ahora sobrepasan esta cifra. Un ejemplo de esto se puede ver si se compara el tránsito en el tramo 36 de la vía, a su paso por Oca, COristanco, los martes 24 y 31. Pasó de unos 2.994 vehículos de media a 1.826, que son 1.168 menos. Otro decenso drástico se aprecia esos mismos días en el tramo 41 (Coristanco), en los que se pasó de los 2.834 a los 1.709, 1.125 menos en definitiva.

Pero también se dieron peculiaridades en las que fue la tercera semana de estado de alarma. El tráfico se incrementó en todos los tramos el sábado 28 con respecto al día 21. Donde más se notó este aumento fue en el enlace de Carballo sur con Coristanco, ya que pasó de 1.024 vehículos a 1.111, 87 más. Le sigue muy de cerca el tramo 59, que una Baio leste con Baio norte, con 82 automóviles más registrados el último sábado de marzo (744) respecto al anterior (662). En el tramo 54 de Anos, la subida se dio ya solo en 44 coches: de 802 pasó a 846. Esta circunstancia se pudo deber, en cierto modo, al aviso de que a partir del lunes siguiente cesaba la actividad o a que el sábado, por norma general, la mayoría de la gente no suele trabajar y tiene por costumbre realizar la compra.

Lo cierto es que como no podía ser de otro modo, la media semanal no para de decrecer notablemente, y nada tiene que ver con los datos del año pasado por las mismas fechas. Vayamos por partes. El tramo que más notó el descenso de tráfico desde la segunda semana de confinamiento a la tercera fue el 36, de Oca, una vez más, con casi un millar de coches menos (996) al pasar de los 2.457 a 1.461, si bien es cierto que desde la Consellería no se han facilitado los datos correspondientes al miércoles, el jueves y el viernes de ese período. También este mismo trayecto presenta la mayor caída en las tres primeras semanas de confinamiento, en las que pasó de los 3.003 autos semanales a 1.461 (1.542 menos).

Por estas datas en el 2019, concretamente en los días previos a la Semana Santa, este tramo fue el que mayor movimiento registró: 7.724 vehículos de media del 28 de marzo al 3 de abril. La cifras hablan por sí solas: la diferencia respecto a los 1.461 autos ya citados que se observaron este año es abismal pues son nada más y nada menos que 6.263 menos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El tráfico en la autovía se frena con el cese de la actividad no esencial