«Ir para Galicia fue una irresponsabilidad», dice la hija de la familia ingresada en Valdeorras

Madre e hijo deberán separarse del padre tras el alta porque este no ha dado positivo

Consuelo Rodriguez y Juan Carlos Pérez, madre e hijo, comparten habitación en el hospital comarcal de Valdeorras
Consuelo Rodriguez y Juan Carlos Pérez, madre e hijo, comparten habitación en el hospital comarcal de Valdeorras

O Barco

Ana Pérez, la hija mayor del matrimonio de San Xoán de Río que está ingresado en el hospital de Valdeorras junto a su hijo, califica de «irresponsabilidad» el viaje hecho desde Barcelona. «Que el virus llegara a la aldea solo era posible llevándolo, y fue una irresponsabilidad ir para allí», apunta Javier Ferreiro, el hijo de Ana. Ambos se posicionaron en contra del viaje que el matrimonio y su hijo hicieron en tren desde la ciudad Condal hasta la aldea ourensana unos días antes de que se decretase el estado de alarma. Además de estar preocupados por la evolución de los enfermos, sobre todo del progenitor (que está más delicado tras, según ellos, haber estado varios días enfermo antes de recibir asistencia médica), lo están por lo que pasará cuando salgan del hospital. La previsión es que la madre, Consuelo Rodríguez, reciba el alta hoy; y en un par de días podría salir su hijo, Juan Carlos. Ambos están ahora compartiendo cuarto tras haber dado positivo en coronavirus; así que una vez fuera del hospital podrán seguir viviendo en la misma casa. Lo que no está tan claro es que puedan seguir compartiendo vivienda con Juan, el padre, de 84 años, que se está curando de una neumonía. Le han hecho las pruebas dos veces y ha dado negativo en ambas. «No hay pruebas de que mi abuelo estuviese contagiado nunca, porque no le han hecho un análisis de sangre para ver si hay anticuerpos de coronavirus», relata Javier Ferreiro. Todavía no tiene fecha de alta, «pero hay que plantear que si se la dan, tendrá que estar separado de mi madre y de mi hermano», apunta Ana, asegurando que es lo que le transmiten los médicos.

La confirmación de los contagios llevó al alcalde de Río, Xosé Miguel Pérez, a hacerse la prueba, ya que estuvo en contacto con la familia. Él mismo lo anunció en las redes sociales. «Despois de estar en contacto, eu creo que con todas as medidas de prevención adecuadas, por seguridade para os meus veciños, veño de realizar o autotest no Barco de Valdeorras do coronavirus», escribió Pérez. Y mandó un mensaje: «Na nosa zona, que somos un xeriátrico a ceo aberto, a prevención é a única forma de frenar o coronavirus. Por un lado detectar os posibles asintomáticos e polo outro que a xente que ten sintomas poñao en coñecemento das autoridades sanitarias na maior brevidade posible é a única opción para salvar vidas». Además, recomendaba a todos los que tuvieron contacto con los contagiados que se hagan el test. Precisamente un sobrino del matrimonio, que fue quien llevó al señor al médico, está guardando cuarentena en Río.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

«Ir para Galicia fue una irresponsabilidad», dice la hija de la familia ingresada en Valdeorras