Esgrima láser en el confinamiento

Ourense explota en pleno encierro una modalidad que ya contó con el apoyo de la federación francesa


OURENSE

El Club Esgrima Ourense acumula una dinámica trayectoria desde que viera la luz en 2018 y, aunque la alerta sanitaria forzada por el Covid-19 frenó alguno de sus planes, puede acelerar otros como su introducción en el mundillo de la esgrima láser.

Algunos pueden pensar en los sables de luz como reminiscencias del universo Star Wars y toda su iconografía, pero Juan Pablo Méndez, responsable del club deportivo ourensano defiende que es algo más: «La esgrima láser ya ha sido reconocida por la federación francesa y, en España, hay algunos clubes que la practican, por ejemplo en Madrid y Barcelona. De todos modos, no hay por qué renunciar a ese look galáctico que la hace tan espectacular. Nosotros estamos empezando, pero seguimos la historia de las películas, la lucha del bien contra el mal y también cuidamos mucho la música, tenemos incluso colaboradores para eso».

Méndez Márquez insiste en el hecho de que esta primera incursión solo es el preámbulo al día en que todos los aficionados que están captando puedan reunirse en Os Remedios y practicar cara a cara los combates con sables de luz: «Estábamos trabajando en la actividad a través de las redes sociales desde el 8 de marzo, porque cuando vimos lo de Wuhan e Italia nos imaginábamos algo similar aquí. Me preocupaba mucho el tema de la psicología infantil, porque para los niños es más complicado estar tanto tiempo en casa y no todas las familias pueden organizar actividades lúdicas para complementar sus deberes estudiantiles».

Desde los perfiles del propio Club Esgrima Ourense, Juan Pablo brinda toda la información necesaria para contactar con distribuidores de los sables láser: «Hay una amplia gama donde elegir, desde los seis a los trescientos euros, aunque yo incluso los he visto más caros». Desde la iniciación a soluciones tan imaginativas como las de utilizar linternas o iluminaciones alternativas, pasando por el contacto con maestros que pueden transmitir sus notables conocimientos en la materia.

Méndez recuerda que entre estos contactos hay «tiradores de la calidad de la internacional Araceli Navarro o la joven coruñesa Elisa Martínez, Natalia González Sueiro, Míriam Matos, Alexander Mathews o Nena Caro entre otros». En suma, se trata de una gran oportunidad para cruzar la puerta de un deporte olímpico, envuelto en este caso en todo el celuloide galáctico de uno de los mundos de ficción más aclamados de los últimos años. ¡Que la Fuerza te acompañe!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Esgrima láser en el confinamiento