La autopsia del bebé de Ponteareas indica que los golpes se produjeron por las maniobras de reanimación tras un atragantamiento

Los forenses no ven indicios de delito y la Guardia Civil queda a la espera de lo que diga el juzgado que investiga la muerte


VIGO / LA vOZ

La autopsia realizada al bebé de Ponteareas que ingresó el sábado en estado crítico en un hospital de Vigo apuntala la versión de los padres de que el menor sufrió un atragantamiento y le dieron golpecillos en el cuerpo para hacerle maniobras de reanimación. De camino al hospital, los sanitarios lo llegaron a reanimar una vez. Tras ingresar en la uci pediátrica del Hospital Álvaro Cunqueiro, el pequeño falleció día y medio después. Los forenses concluyen que todo apunta a que no hay indicios de delito, los golpes pudieron ser producto de las maniobras de reanimación y que la muerte es compatible con un accidente doméstico de consecuencias fatales.

El Juzgado de guardia de Ponteareas ha encargado una investigación a la Guardia Civil que, en principio, maneja la tesis de que fue una muerte accidental por los resultados de la autopsia. Aunque se ha abierto la investigación, quedan a la espera de los pasos que dictamine el juzgado.

Los médicos de la uci al ver los golpes en el cuerpo del menor, activaron de forma rutinaria el protocolo por posibles malos tratos a menores e informaron al juzgado de guardia de Vigo por si había un posible delito. Vigo, tras encargar la autopsia se inhibió a Ponteareas, donde ocurrió el accidente. Los padres explicaron que el menor se había atragantado con la comida y le dieron golpecillos para que expulsase los alimentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La autopsia del bebé de Ponteareas indica que los golpes se produjeron por las maniobras de reanimación tras un atragantamiento