Una turba destruye un centro de test de coronavirus en Costa de Marfil por temor a contagios

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Los participantes en los disturbios celebran la destrucción de las instalaciones en fase de construcción
Los participantes en los disturbios celebran la destrucción de las instalaciones en fase de construcción LEGNAN KOULA

Las instalaciones, que estaban en fase de construcción, fueron saqueadas y quemadas por decenas de personas

06 abr 2020 . Actualizado a las 17:47 h.

La crisis del coronavirus afecta a todo el planeta, pero con sus correspondientes diferencias sociales. Si en Europa y norteamérica el gran caballo de batalla de la desinformación se corresponde con las noticias falsas -fake news- que pululan en torno al COVID-19, en otras zonas del mundo pesan la falta de educación y el propio desconocimiento de la población. Prueba de ello es la triste escena que tuvo lugar en Costa de Marfil, donde una turba formada por decenas de personas saqueó e incendió un centro de test de coronavirus cercano a un barrio popular de Abijyán, la urbe que representa el motor económico del país africano. El motivo de los disturbios, sorprendentemente, era el temor a ser contagiados por la proximidad de dichas instalaciones.

Las fuerzas del orden de Costa de Marfil tratando de contener los disturbios
Las fuerzas del orden de Costa de Marfil tratando de contener los disturbios LEGNAN KOULA

Bajo el amparo de la noche, la turba accedió al edificio que todavía se encontraba en fase de construcción en Yopougon. En las redes sociales corrió como la pólvora la llamada a destruir el centro de test de COVID-19, esgrimiendo como argumento que estaba demasiado cerca de los hogares. En dichas publicaciones se calificaba dicha cercanía como «sinónimo de muerte» para los habitantes. Con todo, las autoridades locales, representadas por el prefecto de Abiyán, Vicent Toh Bi, mantuvieron un encuentro con los habitantes de dicho barrio para explicarles que, lejos de ser un punto de contagio, el proyecto resultará beneficioso.

¿En qué país se ha visto que el Gobierno venga a intoxicar a sus poblaciones?»

Vicent Toh Bi incluso tuvo que asegurarle a la población que el objetivo del futuro centro no es el de albergar a paciente con coronavirus: «Este centro nos permitirá detectar los casos de contaminación y brindar información a la población sobre la pandemia». Asimismo, el prefecto lanzó una dura pregunta en la prensa nacional: «¿En qué país se ha visto que el Gobierno venga a intoxicar a sus poblaciones?».

Parte del mobiliario fue quemado y utilizado para hacer barricadas
Parte del mobiliario fue quemado y utilizado para hacer barricadas LEGNAN KOULA

Hasta diez nuevos centros

Las cifras de infectados de coronavirus en Costa de Marfil ascienden a 261 positivos, tres muertos y 37 personas curadas. No obstante, el Gobierno de este país ha proyectado un total de diez centros -como el incendidado por la turba- en Yopougon, la comuna con mayor densidad de población de las diez que conforman Abiyán. El gran reto es poder aliviar la carga de los centros sanitarios y que las personas puedan estar más cerca de los profesionales de la sanidad, consiguiendo a su vez una mayor rapidez en la atención. La medida será complementada con otros 23 nuevos centros en las otras comunas.

Una morgue improvisada en Brooklyn para las víctimas del coronavirus

Última hora de la expansión del virus en el mundo: Nueva York planea enterramientos temporales en parques en su «nuevo 11S», mientras Turquía prohíbe la venta de mascarillas para repartirlas gratis

Redacción

El primer lunes de abril se ha despertado con la terrorífica cifra de 70.000 fallecidos por Covid-19 en todo el mundo. Y el ratio va en aumento. El coronavirus, que no atiende a fronteras, ha penetrado ya en 183 países y ha contagiado a más de 1,3 millones de personas. Estados Unidos, y en especial la oficiosa capital del mundo, Nueva York, son el epicentro de la epidemia. En el país de las barras y estrellas ya hay más de 337.000 contagios y más de 9.600 fallecidos. Una tercera parte corresponden al estado neoyorkino. Italia, que sigue a la cabeza del dramático ránking de víctimas con más de 16.500 fallecidos, experimenta un nuevo repunte y contabiliza 132.547 afectados, menos que España, que va más allá de los 135.032, con 13.055 víctimas mortales. La cifra de curados en el mundo alcanza las 273.546 personas, de las que 77.000 corresponden a China, el país donde todo empezó. 

Seguir leyendo