Querella de Junqueras por amenazas ante la advertencia del Tribunal Supremo a las cárceles catalanas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Desde el 3 de marzo,Junqueras sale de prisió para trabajar como docente en la Universidad de Manresa
Desde el 3 de marzo,Junqueras sale de prisió para trabajar como docente en la Universidad de Manresa David Zorrakino | Europa Press

El exvicepresidente de la Generalitat quiere que se investigue si excarcelar a los líderes independentistas por el coronavirus sería delito

06 abr 2020 . Actualizado a las 17:46 h.

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ha presentado una querella por coacciones y amenazas en los juzgados de Manresa (Barcelona) en la que pide que se investigue la advertencia del Supremo de que excarcelar a los líderes independentistas por el coronavirus sería delito. Según recoge Efe, en su querella, presentada también por un delito contra los derechos cívicos fundamentales, el líder de ERC pide que se investigue el origen del mensaje que el servicio de prensa del Supremo remitió la semana pasada a los medios, después de que la Generalitat anunciara que estudiaba resquicios legales para que los presos con el 100.2 pasaran el confinamiento en su casa.

En ese mensaje remitido a la prensa, el Supremo advertía de que excarcelar a los líderes independentistas presos podría ser un delito de prevaricación y avisaba de que pediría explicaciones a los miembros de las juntas de tratamiento de las cárceles que permitieran a los presos del procés pasar la cuarentena en sus casas. Finalmente, las cárceles catalanas acordaron permitir confinarse en sus domicilios a una quincena de presos que tenían autorizadas salidas para trabajar en aplicación del artículo 100.2, pero ninguno de ellos los líderes del procés. En su querella, Junqueras pide que se identifique a los responsables de la «confección y emisión del mensaje amenazador y coactivo» del Supremo, que a su parecer supone un «inmerecido ataque a la separación de poderes, a la libertad de toma de decisiones administrativas independientes, a la neutralidad en la actuación de funcionarios y al respeto a los derechos civiles».