El banco de alimentos repartió en marzo 150 toneladas de productos básicos en la provincia de A Coruña

Margarita Mosteiro Miguel
marga mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

PACO RODRÍGUEZ

La alerta sanitaria activó ayudas de emergencia de una organización que en el 2019 entregó más de 2.500 toneladas a 22.000 personas

17 nov 2020 . Actualizado a las 20:12 h.

El Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial) forma parte de la Federación Española de Bancos de Alimentos desde el 2011, solo un año después de su creación. Dispone de sedes en A Coruña, Ferrol y Santiago, desde donde llega a toda la provincia. En el 2019 entregaron alimentos y artículos de limpieza personal y del hogar a 171 entidades sociales, que repartieron entre 21.731 personas. Por zonas, A Coruña ocupa el primer lugar, con 84 entidades y 12.382 personas; seguida de Santiago (en la que se incluyen la península de O Barbanza), con 51 entidades y 5.476 beneficiarios. Ferrol dispone de 36 asociaciones, que facilitan alimentos a 3.873 personas. A lo largo del 2019, Balrial entregó 2.542.760 kilos de artículos. Al área de Coruña fueron 1.600 toneladas; a Santiago, algo más de 500; y a Ferrol, cuatrocientos mil kilos.

La crisis sanitaria ha incrementado la demanda y las tres sedes han reforzado su trabajo. De fondos propios, Balrial entregó 51.057 kilos a 9.766 personas del área de A Coruña; 12.547 a 3.467 del entorno de Santiago; y 4.592 a 1.742 beneficiarios de Ferrol. En marzo algunas de las entidades sociales cerraron al ser atendidas por mayores, y esto retrasó el reparto, especialmente en Santiago, donde nunca hubo acuerdo con el Ayuntamiento y los fondos se reparten por medio de entidades sociales. Este problema quedó resuelto al iniciarse la colaboración con varios concellos, entre ellos el de Santiago, y contar con el apoyo de los equipos de Protección Civil para retirar y repartir los lotes de alimentos a las familias vulnerables.

Nuevos usuarios por el coronavirus

El perfil de las personas que reciben cada mes lotes de alimentos de hasta 171 entidades sociales de la provincia de A Coruña es muy dispar, aunque un número muy elevado corresponde a familias con menores a su cargo.

Durante el pasado mes de marzo a los usuarios habituales se unieron otros muchos ciudadanos que nunca había formado parte de la red asistencial de las entidades que trabajan con Balrial. En este grupo se encuentran familias que venden en los mercadillos, ahora suspendidos; trabajadores temporales que vieron interrumpidos sus contratos; y mayores que recibieron lotes de alimentos para que no tengan que salir a la calle.

Para evitar duplicidades, Balrial confirma con los listados de personas de las entidades sociales, en activo durante marzo, para evitar que se repitan nombres al tramitarse nuevos pedidos también desde los concellos con los que habitualmente no se trabaja. En la distribución de alimentos se tiene en cuenta el número de miembros de la familia, y las edades, con el fin de seleccionar los productos más acordes nutricionalmente, y sobre todo, entregar las cantidades suficientes. Los fondos de Balrial se enriquecen con las aportaciones de fondos gallego y europeo, pero también de la gran recogida de diciembre, por la que el pasado año se obtuvieron 366.319 kilos.