El Reino Unido prevé lo peor de la crisis para Semana Santa: mil muertos al día

Juan Alonso LONDRES / E. LA VOZ

SOCIEDAD

El príncipe Carlos inauguró telemáticamente un hospital construido en Londres en nueve días
El príncipe Carlos inauguró telemáticamente un hospital construido en Londres en nueve días

Cuarta jornada consecutiva de aumento del número de fallecidos por coronavirus

04 abr 2020 . Actualizado a las 10:11 h.

684. Ese es el número de fallecidos que ha dejado la pandemia del COVID-19 en el Reino Unido entre la tarde del jueves y la mañana de este viernes, según informaron las autoridades británicas. El dato revela un aumento de más del 20 % en la cifra de víctimas fatales si se compara con las 569 anunciadas el jueves. Los muertos por coronavirus ya son en total 3.605.

Pero como si la noticia de que el incremento de las muertes por coronavirus por cuarto día consecutivo no fuera un mazazo lo suficientemente duro, los ciudadanos recibieron este viernes del Gobierno la advertencia de que lo peor está a la vuelta de la esquina. El ministro de Salud, Matt Hancock, alertó que hacia finales de la Semana Santa podría registrarse el pico de la crisis y que unos 1.000 decesos se podrían comenzar a producir en días.

«Los modelos nos sugieren que el pico podría alcanzarnos antes de lo previsto, en los próximos días y semanas», afirmó Hancock en una entrevista en la BBC, donde aprovechó para llamar a los ciudadanos a cumplir las normas de distanciamiento físico y aislamiento, en especial porque este fin de semana se pronostica buen tiempo en el país.

Sin embargo, en una posterior comparecencia ante los medios el político buscó desdecirse indicando que no sabía cuándo podía producirse la cúspide de la crisis. «El pico no es una fecha fija y dependerá de si nos quedamos en casa», matizó.

Entre las casi 700 víctimas que dejó el COVID-19 en las últimas horas en el Reino Unido figura la enfermera Areema Nasreen, de 36 años, quien falleció en la madrugada del viernes en el hospital Wasall Manor, en el centro de Inglaterra, en el que había trabajado durante los últimos 16 años, informó el londinense The Guardian.

En la tarde de este viernes se conoció otro caso similar, el de la enfermera Aimee O´Rourke, de 39 años, quien murió en el hospital Reina Madre de la localidad costera de Margate, al oeste de Londres, en el que estaba en plantilla. 

El doctor jubilado

A estos decesos hay que sumarles el del doctor Alfa Saadu, quien el martes perdió la vida también por culpa del virus en un hospital del norte de Londres. Este caso conmocionó al personal sanitario, pues Saadu, de 68 años, fue uno de los 20.000 profesionales de la salud que en las últimas semanas dejó su jubilación y atendió la llamada del Gobierno de Boris Johnson para sumarse al esfuerzo de combatir la pandemia.

En pleno apogeo de la crisis por el COVID-19, la reina Isabel II ofrecerá el domingo un discurso especial al país y a los miembros de la Commonwealth, bloque que agrupa a las ex colonias británicas, informó el Palacio de Buckingham, el cual indicó que el mensaje ya fue grabado en el castillo de Windsor, donde se haya la soberana pasando la pandemia y donde se refugió durante la Segunda Guerra Mundial.