Muere el empresario Paco «El Pocero» por coronavirus a los 74 años

Llevaba ingresado desde el lunes en la clínica Quirón de Madrid

Francisco Hernando Contreras, Paco El Pocero
Francisco Hernando Contreras, Paco El Pocero

Redacción

El constructor Francisco Hernando Contreras, más conocido como Paco «El Pocero», falleció este viernes a los 74 años de edad a causa de las complicaciones derivadas del coronavirus. El empresario llevaba ingresado desde este lunes en la clínica Quirón de Madrid, según informa La Otra Crónica de El Mundo a través de fuentes familiares. El conocido y controvertido constructor del complejo de pisos y chalé de Seseña, en Toledo, decidió, según las mismas fuentes,  dejar el hospital para morir en su casa.

El Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid condenó a Hernando a 4 años de prisión y al pago de una multa de 4 millones de euros por otros tantos delitos contra la Hacienda Pública cometidos en los años 1992 y 1993 en relación con el impago del IVA y del Impuesto de Sociedades de Patrimonio 2000, dedicada a la construcción de naves industriales, sentencia que fue confirmada por la Audiencia.El Tribunal Constitucional amparó al constructor Francisco Hernando, conocido como «El Pocero», y ha anulado las sentencias que le condenaron por varios delitos contra la Hacienda Pública. 

Seseña juega la baza del precio para dejar de ser fantasma

A. B.

La urbanización El Quiñón, como su promotor, Paco, «el Pocero», la bautizó, es una imagen ligada todavía a la burbuja inmobiliaria

Su silueta -grandes bloques de ladrillo tostado emergiendo entre el verde del que las lluvias han teñido el campo toledano- llama la atención desde la carretera de Andalucía. La urbanización El Quiñón o Residencial Francisco Hernando, como su promotor, Paco, el Pocero, la bautizó, se yergue en el municipio de Seseña (Toledo), lindando con Madrid, en una imagen ligada a la de la burbuja inmobiliaria, cuyo estallido la alcanzó de pleno, pero de la que se esfuerza por desprenderse.

Quiere mostrar que es un barrio más de Seseña y que, como tal, la ciudad fantasma de calles desiertas que recibía al visitante en el verano del 2007, cuando se mudaron la primera media docena de vecinos de los 580 que recibieron las primeras llaves, ha dejado paso a una ciudad dormitorio en la que hay oficialmente empadronadas 6.700 personas, de las que 1.600 son menores de 16 años.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Muere el empresario Paco «El Pocero» por coronavirus a los 74 años