El Gobierno británico, cada vez más cuestionado, promete 100.000 test diarios para detectar el COVID-19

Johson tardó demasiado en adoptar medidas de distanciamiento, según un 56 % de los encuestados por Ipsos MORI

El ministro de Salud británico, Matt Hancock,anunció un fondo adicional para sanidad de 15.304 millones de euros
El ministro de Salud británico, Matt Hancock,anunció un fondo adicional para sanidad de 15.304 millones de euros

Londres / E. La Voz

El número de víctimas mortales de la pandemia del COVID-19 en el Reino Unido sigue creciendo, ayer se registraron 569; y en la misma proporción que los fallecimientos aumentan también las dudas y cuestionamientos a la estrategia del Gobierno frente a la crisis. Así lo reveló la última encuesta de la empresa Ipsos MORI, publicada este jueves y que concluye que un 56 % de los entrevistados consideraron que el Ejecutivo se demoró mucho en adoptar las medidas de distanciamiento y aislamiento físico para frenar la propagación de la enfermedad.

No obstante, el premier Boris Johnson puede respirar, pues otro estudio hecho por la empresa Yougov señala que su Administración es la primera en ser aprobada por la mayoría de los votantes británicos en una década. Un 52 % de los entrevistados la valoran positivamente.

Para evitar que este sentimiento desaparezca a causa de la crisis, las autoridades anunciaron ayer nuevas medidas para intentar paliarla. Así, el ministro de Salud, Matt Hancock, en su primera intervención pública tras recuperarse del COVID-19, anunció fondos adicionales para la sanidad pública por 13.400 millones de libras (15.304 millones de euros) y prometió que para finales de este mes cada día cien mil británicos serán sometidos a pruebas para detectar si sufrieron o están contagiados de coronavirus.

Asimismo, también anunció que antes de mayo todo el personal sanitario será sometido a exámenes, para saber si pueden seguir trabajando. El hecho de que esto no haya ocurrido aún es una de las principales críticas que expertos y la oposición le han hecho al Gobierno.

Hasta ahora solo 2.000 del medio millón de trabajadores sanitarios han sido evaluados, según la BBC, lo cual fue calificado de «ridículo» por el saliente líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien aprovechó para asegurar que si él hubiera ganado las elecciones de diciembre pasado habría actuado con mayor prontitud que Johnson. 

Certificado de haber curado

Hancock también anunció ayer que el Gobierno analiza la posibilidad de otorgar a los ciudadanos que hayan padecido COVID-19 y que se hayan recuperado un certificado que le permitiría dejar el aislamiento social y volver a su rutina.

«La gente que ha tenido la enfermedad, que ha adquirido los anticuerpos y tiene inmunidad podría mostrar el certificado y volver a su vida normal», afirmó tras asegurar que el documento sería emitido tras un examen. Esta medida está siendo estudiada en Alemania también.

Pero mientras Hancock volvió a sus labores, el premier no podrá hacer lo mismo aún, pues ayer seguía con síntomas de la enfermedad, según admitieron desde el 10 de Downing Street.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno británico, cada vez más cuestionado, promete 100.000 test diarios para detectar el COVID-19