Desembarcan «con miedo y esperanza» los pasajeros de un crucero con catorce casos de coronavirus y cuatro fallecidos

Las 2.500 personas que viajaban en el Zaandem pisaron tierra en Florida tras un mes errando en busca de un puerto que les autorizase el atraque

SMG via ZUMA Wire dpa

Redacción / La Voz

Casi un mes después de que partieran de Argentina y de que el sueño de un periplo por las costas de Sudamérica se convirtiese en pesadilla, los 2.500 pasajeros del crucero Zaandam pudieron, por fin, pisar suelo en el puerto de Everglades, en Florida. La angustiosa travesía del barco de la naviera Holland America Line finalizó con al menos catorce positivos por coronavirus, 250 personas con síntoma de gripe y cuatro fallecidos.

En el desembarco se dio prioridad a una decena de pasajeros graves que serán atendidos en centros hospitalarios de Florida, mientras que los que presentan síntomas de gripe y los que dieron positivo por coronavirus se quedarán en el barco atendidos por personal médico de la naviera y atracados en el puerto de una ciudad, Fort Lauderdale, que está a 40 kilómetros al norte de Miami. Los que no presentaron síntomas, unas 1.200 personas, serán desembarcados en las próximas horas.

El desembarco puso fin a la pesadilla de los navegantes una vez que Donald Trump mediase a su favor ante el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien, tras decretar el confinamiento obligatorio en todo el estado, llegó a decir que no iba a permitir que arrojaran a Florida personas contagiadas, desoyendo así las súplica del presidente de la naviera, Orlando Ashford, que pidió «compasión» para una tripulación que jamás olvidará este viaje.

El periplo del Zaandam empezó el 7 de marzo en Argentina, y cuando se detectaron casos de coronavirus a bordo, se le sumó en su viaje el Rotterdam, otro buque de HAL que el pasado fin de semana le dio alcance en aguas panameñas para socorrerlo, proveerle de medicinas y acoger a las personas que no presentaban síntomas. A la altura de Panamá anunciaron la muerte de cuatro pasajeros de avanzada edad, por lo que el Gobierno panameño puso el barco en cuarentena, y a partir de ahí, los dos cruceros continuaron la travesía sin que ningún puerto les autorizase el desembarco. Hasta que por fin pudo pisar tierra en Florida, un estado en el que creó una fuerte tensión la llegada del buque, dado que ya hay más de 8.500 personas contagiadas y más de 144 muertos.

Anclado en Montevideo

Por otra parte, varios pasajeros de un crucero australiano anclado en el puerto de Montevideo presentaron también en las últimas horas síntomas de coronavirus, por lo que no se les permitió desembarcar. Los casos se detectaron después de que otro viajero diera positivo en un hospital de la capital uruguaya. El hombre, de más de 60 años, fue evacuado el martes y, posteriormente, trascendió que en el barco había nueve personas con fiebre; entre ellas, el doctor de la nave. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Desembarcan «con miedo y esperanza» los pasajeros de un crucero con catorce casos de coronavirus y cuatro fallecidos