Los equipos que entraron en las residencias de Cangas y Barreiro critican sus carencias

Un médico del Sergas certifica la falta de personal del centro privado de O Morrazo


Vigo

Un contingente de sanitarios y auxiliares ha tomado desde ayer el control de la residencia DomusVi de Cangas, en la que son ya seis los ancianos fallecidos, 107 los que han dado positivo en coronavirus y 17 empleados.

El clamor y las lágrimas de los familiares implorando información sobre sus mayores ha dado paso a una calma tensa. La preocupación se mantiene en niveles altos, pero ahora, muchos ya saben cómo están sus familiares.

«¡Sabemos que está viva!», dice Lupe sobre su madre. Se había ofrecido a limpiar a los residentes, a desinfectar el centro, a dormir sobre un colchón en una esquina con tal de saber algo sobre Elvira, su madre. Ella y su hermana no pararon hasta que alguien le dijera algo, y al fin le contaron lo mejor que podían oír.

Oficialmente aún no ha recibido información de la residencia, ahora intervenida por la Xunta, que ha designado a un director para el centro de Cangas y para del DomusVi en Barreiro. «Atopamos un persoal superado, certa falta de experiencia nalgúns casos, froito dun cadro de persoal con cambios e relevos continuos», indican desde los equipos que han tomado el control de las dos residencias, los dos principales focos de contagio del coronavirus en Galicia.

Los testimonios consultados refieren que hasta ayer hubo una notable falta de material de protección para los trabajadores, y en definitiva un personal muy por debajo de lo necesario en función del número de residentes (150). «Para atender a 105 contagiados estábamos diez, pero lo peor es que se mezcla lo sucio con lo limpio, entran carros sucios en los vestuarios de limpio, las bolsas se amontonan por pasillos y habitaciones», un desastre, enumera una de las contratadas por el Sergas que ayer llegó al centro «Es una locura, no hay ni protocolos. Habrá sin duda más casos aquí».

Crítica abierta

«Certifico ante un juez o donde haga falta que la carencia de personal que ha tenido la residencia de Cangas era evidente», señala Jorge Cameselle, médico del Sergas en el PAC de la localidad de O Morrazo. El facultativo de urgencias extrahospitalarias no dudó en publicar en sus cuentas en redes sociales su experiencia como médico que ha asistido a ancianos de la residencia privada en múltiples ocasiones. «Quiero certificar que son ciertas las denuncias que están saliendo a la luz por parte de los trabajadores de esta residencia. Los ratios de trabajadores por residente, el tipo de contratos precarios, sus condiciones laborales durante todos estos años y las medidas de protección ofrecidas frente al COVID-19 han sido propias del tercer mundo», manifiesta.

Apenas quiere añadir nada más, ya que considera que este momento es el de subsanar la situación, atender a los mayores y dar medios a los trabajadores, pero considera que el coronavirus está sacando a la luz algunos efectos «de la gestión privada el estado del bienestar».

Los no positivos de Vigo y Cangas, hoy a Patos

La residencia de tiempo libre de Patos (Nigrán) empezará hoy a recibir a parte de los mayores que viven en los DomusVi de Cangas y de Vigo y que no han dado positivo en los test de coronavirus. Solo serán trasladados los que sigan dando negativo en un segundo análisis. Trabajadores de la Xunta, equipos de limpieza y brigadas de Protección Civil se reunieron ayer en Patos para preparar el traslado, mientras los vecinos del entorno agradecen que solo vayan a ser trasladados los no contagiados. 

Casi 600 afectados en centros asistenciales

Las dos residencias de mayores de DomusVi en Cangas y Barreiro siguen siendo los dos principales focos del coronavirus en Galicia

 

Las dos residencias de mayores de DomusVi en Cangas y Barreiro siguen siendo los dos principales focos del coronavirus en Galicia. 107 contagiados y seis muertos en el primero y 72 positivos y cinco fallecidos en el segundo. Pero son ya 589 en total los usuarios de centros asistenciales y trabajadores de toda la comunidad afectados por la pandemia. Además de los casos de los dos centros del área de Vigo otras veinte han fallecido ya en residencias de mayores.

En el caso de las residencias la Consellería de Política Social ha consignado 47 contagios más des ancianos, y 27 en sus cuadros de personal. Semeja controlada en cambio la pandemia en los centros especiales, donde no hay más usuarios afectados (37), aunque sí otros 5 empleados (31).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Los equipos que entraron en las residencias de Cangas y Barreiro critican sus carencias