Crecen los contagios en las residencias de mayores gallegas, que suman ya 427 positivos

Entre los trabajadores hay 149 afectados, y los datos de la Xunta apuntan que 21 usuarios fallecieron dentro de los centros


Las residencias de mayores no se escapan del pico. El coronavirus azota con fuerza en los centros gallegos, que entre las jornadas del miércoles y ayer jueves experimentaron 43 nuevos positivos, ascendiendo la cifra total a 427. Desde este miércoles, la Xunta ha cambiado los criterios para el recuento de bajas, por lo que los usuarios de residencias que fallezcan en el hospital serán recopilados por el Sergas, y no por Política Social, departamento del que dependen los centros de mayores. Por eso, desde hace dos días resulta imposible conocer el total de usuarios de las residencias gallegas fallecidos por coronavirus, dado que solo se recontarán como usuarios los que hayan perdido su vida dentro de ellas.

Más muertes en hospitales

Un ejemplo claro se da en el área sanitaria de Vigo, donde además de los seis fallecidos en la residencia de Barreiro y los seis de la de Cangas que constan en el listado de Política Social, hay al menos un usuario más fallecido en los hospitales, según ha podido saber este periódico. En definitiva, en el área de Vigo han fallecido más residentes de los doce que constan en el parte oficial. Ambas residencias, la de Barreiro y la de Cangas, estaban gestionadas por DomusVi y han sido intervenidas por la Xunta, que nombró director a Constantino Piñeiro.

Por otro lado, ayer comenzó el traslado de los residentes sanos al centro de ocio y tiempo libre de Patos, en Nigrán. El plan consiste en que los que den negativo y estén asintomáticos sean trasladados a Patos, que cuenta con 140 plazas y ha contratado personal. Ayer se reubicó a 4 pacientes, y desde hoy se prevén más traslados de negativos desde ambos centros. En la residencia de Porta do Camiño en Santiago, habilitada por la Xunta para positivos leves y moderados de las provincias de A Coruña y Lugo, hubo ayer 10 ingresos. Suman 22, con 12 en días anteriores, y tiene 80 plazas, informa Joel Gómez.

Los centros gallegos en los que se produjeron los 26 fallecimientos registrados en el parte de ayer la Política Social son la Residencia Bellolar Fogar (1), El Portazgo (4), DomusVi San Lázaro (4), Castro Caldelas (1), Nuestra Señora de La Esperanza Ourense (3), Divino Maestro (1) y las citadas DomusVi Cangas (6) y DomusVi Barreiro Vigo (6). Sumando las muertes en el hospital de los otros seis usuarios de los dos últimos centros, la cifra ascendería a 27. Sin embargo, es prácticamente imposible determinar el cómputo total.

El número de trabajadores afectados también se ha visto incrementado hasta los 149, con 22 nuevos positivos. La mayoría se concentran en DomusVi Cangas (17), San Carlos de Celanova (18) y El Portazgo de A Coruña (18).

En relación al personal, la CIG criticó a la Xunta por «obviar a negociación colectiva coas organizacións sindicais de calquera medida relacionada coa repercusión e o impacto da crise sanitaria no persoal empregado público», y destacó la gravedad de la situación en las residencias de mayores y la falta de comunicación con el sindicato. Por ello, lanzó una batería de medidas urgentes con peticiones que incluyen, entre otras, centros para residentes infectados habilitando hospitales privados o que estén en desuso, movilidad voluntaria y compensada, realización de tests a los trabajadores y dotación de material sanitario.

«Cuando esto acabe no sé cómo nos va a afectar, pero ahora solo queremos que ellos estén bien»

Juan Capeáns

Con 42 positivos, 11 de ellos compañeros, y 7 fallecidos, Patricia y Paula trabajan en una planta aislada de la residencia privada

Patricia y Paula no sabrán hasta hoy si tienen coronavirus. Será durante esta jornada cuando se realicen 200 test entre residentes y empleados en su residencia. Ambas trabajan como auxiliares en el centro de mayores DomusVi San Lázaro, una residencia privada que es la zona cero de la pandemia en Compostela, pero en estas tres semanas de incertidumbre no han tenido ningún síntoma, así que les toca seguir en el frente, la segunda planta, donde están aislados los infectados. Hacen un breve alto y atienden a La Voz en la puerta principal, sin el trasiego habitual, mientras unos trabajadores de pompas fúnebres desinfectan sus trajes especiales en el garaje. Van siete bajas de residentes y hay 31 positivos, además de 11 compañeros que se han ido a casa tras las pruebas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Crecen los contagios en las residencias de mayores gallegas, que suman ya 427 positivos