La sanidad privada gallega pone sus recursos a disposición del Sergas

Los centros han adaptado sus instalaciones para acoger infectados por COVID-19


Los centros hospitalarios privados de Galicia, prácticamente sin excepciones, confirman que todos sus recursos, tanto materiales como humanos, están ya a disposición del Sergas. Muchos de ellos tienen ingresados en las uci o en planta a personas con COVID-19 y han ido adaptando sus servicios para hacer frente a la pandemia. Ahosgal, que engloba a los doce principales hospitales privados gallegos (exceptuando Povisa) y a todos los que tienen concierto con el Sergas, suma más de quinientas camas disponibles, en torno al 40 % del total.

La directora médica del Hospital HM Modelo y de la maternidad Belén de A Coruña, Sonia Pedredo, confirmó que ambos centros están a disposición de lo que determine la autoridad sanitaria. En este sentido, explicó que entre la primera y segunda planta del HM Modelo hay 50 camas disponibles, y otras 27 en la cuarta. Indica que las cifras de ingresos cambian cada día y que, desde que se decretó el estado de alarma, tuvieron 24 ingresos hospitalarios con positivo confirmado. «Tenemos todas las camas de la primera planta ocupadas con pacientes de COVID-19 y, en la segunda, algunas están libres. La cuarta se podría adaptar en el momento en que se precise y, en último caso, se recurriría a la tercera, donde está telemetría».

Con previsión

En este sentido, Sonia Pedredo indica que viendo cómo se desarrollaban los acontecimientos se fueron preparando, cancelando citas e intervenciones no urgentes, así como reorganizando servicios. «Con el primer paciente de coronavirus en uci ya nos preparamos para habilitar la zona de rehabilitación del bloque de quirófano como una segunda uci libre de COVID-19», explica. Añade que en el Belén también tienen habitaciones habilitadas para acoger a mujeres embarazadas infectadas por el virus o a niños. «La actividad de obstetricia se mantiene igualmente. Pero estamos preparados por si nos llega algún caso», confirma.

Desde el hospital privado Quirónsalud Miguel Domínguez, en Pontevedra, rechazaron realizar declaraciones y tan solo indicaron que tienen sus recursos a disposición de la sanidad pública para atender pacientes con y sin COVID-19.

El director médico del hospital Polusa de Lugo, Javier Atanes, afirma que las instalaciones están a total disposición de lo que decidan las autoridades sanitarias, aunque reconociendo que la situación va cambiando cada día y que esa cuestión condiciona la toma de decisiones. En función de las circunstancias (que pueden recoger baja, media o alta presión de necesidad) se actuará. Por su parte, desde el centro privado de Lugo Nosa Señora dos Ollos Grandes confirmaron que el pasado fin de semana ya tenían a un paciente ingresado por coronavirus y que así constaba en la información de la Xunta.

En el centro médico El Carmen de Ourense, su director adjunto, Carlos Rodríguez, asegura que ya pusieron el hospital a disposición del Sergas cuando estalló la pandemia. Explica que la semana pasada enviaron dos respiradores al CHUO y al mismo tiempo iniciaron unas obras de urgencia para dotar el centro de más habitaciones de uci. «Fueron unas obras exprés, con los obreros trabajando casi las 24 horas al día. Tuvimos que hacer obras de contención estructural para el virus, con más puertas, y también hemos mejorado la dotación técnica, con monitores y tomas de oxígeno», señala. Con la ampliación de camas de uci, actualmente «podríamos dar soporte a 14 persona». Además de tener los recursos materiales, asegura contar con los recursos de personal, que está «preparado y todo listo», dice. Y añade: «Y todo está a disposición del Sergas».

Responsables del Hospital Cosaga de Ourense confirmaron que están en contacto diario con la Consellería de Sanidade, «que conoce nuestra disponibilidad y permanente actitud de colaboración para hacer frente a la pandemia, tal y como hemos hecho desde el principio, seguimos haciendo y haremos en un futuro», dice José Ignacio Vidal, presidente del consejo rector de Cosaga. Hace hincapié en que las autoridades sanitarias conocen sus «capacidades y recursos».

Desde el principio de la crisis el hospital ha puesto en marcha un proceso de adaptación para afrontar la pandemia. Se reorganizaron espacios para poder atender a los pacientes con las máximas garantías y los profesionales siguen los protocolos de actuación fijados por la Consellería de Sanidade. «La coordinación con las autoridades es total para atender las necesidades sanitarias de los ciudadanos y la colaboración incluye la cesión de respiradores y monitores dotados de módulo de presión invasiva al CHUO», añade Vidal.

En la actualidad, en el Hospital Cosaga se está atendiendo a dos pacientes positivos por COVID-19. Uno en uci, sometido a ventilación mecánica, y otro en la planta habilitada para dar cabida a contagiados confirmados positivos o que están a la espera de resultados del test.

Información elaborada con las aportaciones de María Hermida (Pontevedra), José María Palacios (Lugo) y María Cobas (Ourense).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La sanidad privada gallega pone sus recursos a disposición del Sergas