Una belga de 90 años falleció tras renunciar a su respirador en beneficio de los más jóvenes

Suzanne Hoylaerts vivía en Lubbeek


Redacción / La Voz

Suzanne Hoylaerts uit Binkom, una mujer de 90 años, falleció la pasada semana en la localidad de belga de Lubbeek (14.300 habitantes, en la región de Flandes) por coronavirus (también tenía cáncer). Un caso más, de tantos de estos días, de no haber sido porque, según relató su hija a la prensa local, había renunciado a su respirador para cedérselo a pacientes más jóvenes que lo precisasen. Dos días dfespuñes, murió. Un hecho solidario que ha trascendido ya en todo el mundo, y que también ha tenido eco en las redes sociales con muestras de agradecimiento, que una semana más tarde aún se puede leer.

Justamente ayer se supo que una niña de 12 años también falleció en Bélgica debido al coronavirus. En Bélgica se han superado ya las 700 muertes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una belga de 90 años falleció tras renunciar a su respirador en beneficio de los más jóvenes