La Xunta interviene las residencias de Barreiro y Cangas con 200 contagiados

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Imagen de la residencia de mayores de Cangas, que fue inetrvenida por la Xunta la pasada semana
Imagen de la residencia de mayores de Cangas, que fue inetrvenida por la Xunta la pasada semana

Seis ancianos fallecieron en Vigo este lunes, tres de ellos en el centro de DomusVi; parte de los no infectados se irán a la residencia de tiempo libre de Panxón

31 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las residencias de mayores siguen siendo el principal foco de preocupación en la extensión del coronavirus. Un total de 315 ancianos y empleados de dichos centros en Galicia se habían contagiado hasta el mediodía de este lunes y 17 fallecieron a causa de las patologías agravadas por el COVID-19. Por la tarde 105 ancianos de la residencia Domus Vi Aldán (Cangas) se sumaron a la lista de contagiados detectados en ese grupo de edad. Y otras tres personas mayores de la DomusVi Barreiro doblaban la lista de fallecidos hasta ese momento en Vigo, listado que sin embargo a última hora del día volvía a incrementarse con la muerte de tres ancianos más en el hospital Povisa.

La situación de los dos centros de mayores, los focos más grandes de coronavirus de toda la comunidad, llevó este lunes a la Xunta a tomar la decisión de intervenirlos y asumir su control. Ambas instituciones serán a partir de ahora solo hábiles para mayores contagiados. Las dos residencias de DomusVi son las primeras de carácter privado que interviene la Administración autonómica, que aduce el alto número de infectados como criterio para dicha inédita acción.

De los 150 residentes con los que cuenta el centro de Cangas, 105 han dado positivo, dato confirmado por la Consellería de Política Social, así como también los dieron dos trabajadores. En el caso de la de Barreiro, son 74 los mayores contagiados de un censo de 150 usuarios. Tres de ellos fallecieron este lunes en el hospital Álvaro Cunqueiro, una mujer de 86 años y dos varones de 89 y 79. Otro residente de 57 también había perdido la vida la semana pasada. En el mismo centro, once trabajadores han dado positivo en los test de coronavirus.