Reino Unido solo contabilizó los muertos en hospitales y obvió casas y residencias

juan francisco alonso NUEVA YORK / E. LA VOZ

SOCIEDAD

ANDY RAIN

El número de fallecidos podría ser un 20 % superior a lo informado hasta ahora

01 abr 2020 . Actualizado a las 08:54 h.

El Reino Unido parece estar adentrándose en lo peor de la pandemia del COVID-19. Al menos esta es la sensación que deja el último reporte de víctimas publicado ayer por el Gobierno británico, en el cual se informa que, hasta la tarde de este martes y en las 24 horas anteriores, 381 personas fallecieron en los hospitales debido a esta enfermedad. La cifra representa un incremento del 116 % en comparación con las 180 víctimas contabilizadas en el informe publicado el lunes pasado y coloca el total en 1.789.

Pero como si los datos anotados no fueran suficientemente aterradores, las autoridades también admitieron que los números que han venido ofreciendo hasta el momento podrían ser 20 % mayores. ¿La razón? Solo se estaban contabilizando los decesos registrados en los centros hospitalarios, pero no aquellos que se produjeron en casas o en residencias de ancianos y en los cuales se sospecha que el virus fue la causa más probable de la muerte.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés) comenzó a revisar los fallecimientos acaecidos en el país y las causas que los doctores o forenses consignaron en los certificados de defunción, para despejar dudas, y halló que el pasado 20 de marzo la cifra de víctimas por la pandemia en Inglaterra y en Gales no fue de 170 como se informó en principio, sino de 210; es decir 40 casos más. Ese día el Gobierno de Boris Johnson endureció las medidas de distanciamiento físico al ordenar el cierre de los pubs, discotecas, restaurantes y teatros.