«Nosotras también notamos la epidemia: todo está en silencio»

Habituadas a vivir aisladas, las monjas de clausura de Las Esclavas aconsejan «no desesperarse», «aceptar la situación» y «confiar en que todo se va a solucionar»


ferrol / la voz

Están acostumbradas a vivir enclaustradas los 365 días del año, pero, aún así, el confinamiento al que ha llevado el coronavirus no ha pasado desapercibido para las diez religiosas de la casa de Las Esclavas del Santísimo, el único convento de clausura que existe en Ferrol. «Nosotras también notamos la epidemia, porque de la calle ya no nos llega el ruido de los coches, ni tampoco las voces de los niños que salen del colegio. Todo está en el más absoluto silencio», cuenta sor Felisa, una de las siete monjas españolas del convento.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Nosotras también notamos la epidemia: todo está en silencio»