No salir ni a por el pan... y otras grandes mentiras

Vost Galicia, asociación sin ánimo de lucro, colabora con las autoridades en la desactivación de bulos vinculados al COVID-19

Javier Varela, Vost Galicia
Javier Varela, Vost Galicia

«Se va a cerrar España por comunidades autónomas», «A las 23.00 horas, cinco helicópteros pulverizarán desinfectante», «Personal del CHUAC quiere que se difunda: no salir ni a por el pan».

Bulo, bulo y bulo.

Además de estar castigado en determinados contextos, según recoge el artículo 561 del Código Penal, crear y difundir noticias falsas es uno de los problemas sobrevenidos con la expansión del coronavirus. Además, pueden derivar en delitos indirectos. La entidad sin ánimo de lucro Vost Galicia (equipos de voluntarios digitales en emergencias a nivel internacional) colabora con las autoridades para detectar y desactivar la dañina desinformación. Su coordinador, Javier Varela, explica que «se trata de saber hacer criba y ser crítico con lo que te llega desde origen desconocido. Si te preocupas de comprobar en qué súper está más barata la cerveza, comprueba también la información».

Un equipo de casi veinte colaboradores (periodistas, bomberos, técnicos de emergencias sanitarias, enfermeros, miembros de Protección Civil...) rastrea Internet y redes sociales en busca de bulos y los pone en conocimiento de los grupos de delitos telemáticos de la Policía Nacional, la Guardia Civil y con la Dirección Nacional de Seguridad. Varela se introdujo en la gestión de emergencias por medio de las redes sociales en el 2011, pero el accidente del Alvia en Angrois fue su primera gran prueba de fuego. La coordinación con Luis Serrano, del 112 Madrid, evitó desinformaciones que hubiesen resultado fatales.

El director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González, advierte en cada comparecencia sobre el peligro de los bulos en esta crisis sanitaria. Javier Varela explica que «incluso en los que parecen bien intencionados, como la solicitud de sangre tras el accidente del Alvia o de retroexcavadoras tras grandes incendios en Valencia pueden acarrear problemas a los gestores de la crisis colapsando servicios sanitarios o vías públicas por donde deben acudir los servicios de emergencias». «Si la gente quiere colaborar y se pasa de frenada, lo que hace es entorpecer», aclara.

«Twitter es un megabar», compara antes de matizar: «Hay varias maneras de atacar los bulos: con formaciones en la Academia Galega de Seguridade Pública de A Estrada, o con ejemplos, pero no advirtiendo sobre la pena de cárcel, sino concienciando sobre cómo romper la cadena».

Quien identifique un bulo o necesite confirmar la veracidad de una información sospechosa puede contactar con Vost Galicia por medio de sus cuentas de Twitter y Facebook (@VOSTgalicia), o con el equipo de verificadores de RTVE a través del Whatsapp 676676148 (publica las verificaciones en www.rtve.es/verifica), consultar la web maldita.es, las cuentas de Twitter @policia o @guardiacivil (que han recibido más de 6.500 consultas y detectaron más de 200 bulos sobre el coronavirus).

Javier Varela cree que «esta crisis sanitaria no solo transformará la temática de los bulos y las propias noticias falsas, sino, más importante, la percepción de la gente sobre lo que le llega por las redes sociales. Espero que acabe siendo más crítica y escéptica, y acuda también a los medios de comunicación para informarse». Aconseja «desconfiar de los mensajes reenviados, tener precaución con los enlaces adjuntos, informarse en fuentes fiables y evitar al primo del amigo del cuñado de...».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

No salir ni a por el pan... y otras grandes mentiras