Un emprendedor vigués regala a los sanitarios llaves mágicas para abrir puertas sin contagios

E. V. PITA VIGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Luis Mandayo, de Lupeon, colabora con Dativic para imprimir en 3D unas manivelas para agarrar pomos y pulsar botones en los hospitales

30 mar 2020 . Actualizado a las 18:30 h.

El emprendedor vigués Luis Mandayo, de Lupeon, está difundiendo un invento consistente en unas manivelas bautizadas como LU-Touch y que sirven para que los médicos, enfermeros o celadores eviten contagiarse directamente al tocar el pomo de una puerta o el botón de un ascensor. Para poner en marcha la iniciativa, regalaron una treintena de manivelas impresas en 3D a celadores de hospitales de Vigo. La idea es hacerlas llegar a más personal sanitario y probar a usar un material antibacteriano.

Si el mobiliario está infectado con el coronavirus, el personal sanitario puede llevarse la mano a la cara y contraer el COVID-19. En cambio, la manivela es un instrumento ergonómico que el sanitario lleva colgado de una cinta al cuello y usa el extremo para abrir puertas sin contacto directo. Luego, la desinfecta con hidroalcohol. Son fáciles de imprimir en 3D.

«Es un invento sin patente y con una licencia Creative Commons que habilita a cualquiera a fabricarla en su casa sin afán de lucro. Hay que cuidar la salud de quien nos puede salvar», dice Luis Mandayo. Lupeon colabora con Dativic, que tiene su sede en Porto do Molle, en Nigrán. Anteriormente, Mandayo estuvo en un programa formativo de Via Galicia, la aceleradora de star-ups de la Zona Franca.

Respiradores para máscaras de buceo

Otra idea en la que este emprendedor trabaja consiste en imprimir en 3D unos respiradores que pueden acoplarse a las máscaras de buceo. Son compatibles con un diseño que comercializa un mayorista de complementos deportivos. 

El consistiría en insertar dos respiradores en la máscara para que las pueda usar un paciente y así evite el contagio.