Austria prohíbe entrar en los supermercados a quien no lleve mascarilla

El canciller Sebastian Kurz indicó que las máscaras serán repartidas a las entradas de las tiendas y que la obligatoriedad de su uso busca evitar que potenciales portadores del virus lo transmitan a otras personas


Redacción

Quienes no usen máscara, o cualquier otra prenda que cubra la nariz o la boca, no podrán entrar en los supermercados austríacos a partir del miércoles. Esta es una de las nuevas medidas que el Gobierno de Austria anunció este lunes con el objetivo de ralentizar aún más el ritmo de contagios del Covid-19.

Una medida que no obstante choca con el criterio de la Organización Mundial de la Salud, ya que la OMS solo recomienda el uso de mascarilla en el caso de presentar síntomas o estar en contacto con personas contagiadas, pero el canciller de Austria, el conservador Sebastian Kurz, ha confirmado que una vez que las cadenas de supermercados hayan recibido el suministro, todos los compradores estarán obligados a llevarlas.

El canciller ha explicado que, a medio plazo, llevar mascarillas será obligatorio en situaciones donde haya proximidad. «No es parte de nuestra cultura, será un gran cambio, pero es necesario que demos este paso para reducir aún más la transmisión», ha añadido.

Kurz indicó que las máscaras serán repartidas a las entradas de las tiendas y que la obligatoriedad de su uso no busca proteger a quienes las llevan, sino evitar que potenciales portadores del virus lo transmitan a otras personas.

Aunque el ritmo de contagios se ha ralentizado en Austria, Kurz advirtió de que si no se reduce aún más, existe el riesgo de que en dos semanas quede sobrepasada la capacidad de atención del sistema sanitario, especialmente en las ucis.

En Austria hay actualmente 9.103 contagios por coronavirus contabilizados, de los que el 11 % están hospitalizados y un 2 % en cuidados intensivos. Aproximadamente el 40 % de las 2.500 camas de ucis están aún disponibles.

El Gobierno también ha anunciado que las personas que pertenezcan a grupos de riesgo quedan liberados del trabajo, si no pueden realizarlo desde casa. Por otro lado, Kurz explicó que todavía no es el momento de cancelar las medidas de restricción de movimiento y de la economía, pero que cuando sea posible hacerlo, las tiendas y negocios reabrirán antes que los centros educativos y pidió más «esfuerzo y disciplina» para superar la pandemia.

El Gobierno ha comenzado una campaña de test aleatorios para determinar en la medida de lo posible el número real de contagiados, para lo cual planea también aplicar otro tipo de pruebas que verifican si la persona ha desarrollado ya anticuerpos contra el virus y por lo tanto está inmunizada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Austria prohíbe entrar en los supermercados a quien no lleve mascarilla