Trump no se atreve a poner Nueva York en cuarentena

Lorena García Calvo
Lorena G.C. LA VOZ / REDACCIÓN

SOCIEDAD

JOSHUA ROBERTS

El presidente anunció que estudiaban confinar tres estados, pero pocas horas más tarde aseguró que no era necesario

29 mar 2020 . Actualizado a las 18:16 h.

Un puñado de horas son suficientes para que el mandatario de la mayor potencia mundial, Donald Trump, sugiera y renuncie a una medida. Como si en tiempos de crisis los globos sonda tuvieran cabida. Estados Unidos supera ya los 123.000 casos de personas infectadas por coronavirus, pero su presidente no acaba de tener clara la hoja de ruta a seguir. Ayer sábado el magnate explicó que estaban sopesando imponer una cuarentena de dos semanas a Nueva York, Nueva Jersey y a partes de Connecticut, las zonas en las que el virus ha entrado con mayor virulencia, pero horas más tarde anunció, vía tuit, que renunciaban al confinamiento.

«Nos gustaría ver una cuarentena en Nueva York, porque es un punto caliente -Nueva York, Nueva Jersey y puede que uno o dos lugares más, algunas partes de Connecticut-. Estoy pensando en eso ahora. Puede que no lo hagamos pero hay una posibilidad de que en algún momento hoy impongamos una cuarentena», dijo en la mañana el presidente, tal y como recogen agencias. Sin embargo, una consulta con las autoridades estatales y una polémica con el gobernador neoyorquino Andrew Cuomo cambiaron el parecer de Trump en solo unas horas.

«Bajo la recomendación del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca, y tras consultas con los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, he pedido a los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) que emitan un fuerte aviso de viaje, que será administrado por los gobernadores, de acuerdo con el Gobierno Federal», tuiteó el mandatario. «No será necesaria una cuarentena», indicó Trump en la red social, que se ha convertido en su particular megáfono al mundo.