Prueban con éxito en cinco pacientes graves el plasma de enfermos curados

El ensayo se realizó en China y ahora se repite uno similar en el Puerta de Hierro

La investigadora Huda Rabi, de la compañía Arcturus Therapeutics de San Diego, es una de los muchos científicos que están buscando una vacuna contra el Covid-19
La investigadora Huda Rabi, de la compañía Arcturus Therapeutics de San Diego, es una de los muchos científicos que están buscando una vacuna contra el Covid-19

Redacción / La Voz

Es una práctica más o menos habitual usar sangre de pacientes ya curados [se le conoce como plasma convaleciente] durante una epidemia para ayudar a otros a recuperarse. Eso le ocurrió a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería gallega contagiada de ébola en el 2014, quien recibió sangre de Paciencia Melgar, una monja guineana curada del virus. Ahora parece que la situación se repite, según un estudio finalizado en Shenzhen, la ciudad cantonesa anexa a Hong Kong: cinco pacientes muy graves fueron tratados con plasma y todos mejoraron, incluso tres están terminando la convalecencia en su casa.

Es el primer ensayo clínico de tratamiento del Covid-19 y aunque son muy pocos, los datos parecen esperanzadores. Hay más estudios similares realizándose en el mundo, pero solo este del Shenzhen Third People Hospital se terminó y los resultados se publicaron en la revista del colegio de médicos de América (JAMA).

Sonia Villapol —neurocientífica y profesora de Neurociencias de la Universidad de Weill Cornell, además de interesada en esta pandemia— explica que el ensayo consistió en dar a los pacientes, en estado crítico «una combinación de antivirales con una transfusión de 5 pacientes curados. Se administró entre 10 y 22 días después del ingreso de los enfermos, que permanecían bajo ventilación asistida. Los resultados se compararon antes y después de la transfusión y los sistemas críticos del paciente (respiratorio, cardiovascular, hepático, coagulación, renal y neurológico), se habían restablecido, y el síndrome de dificultad respiratoria aguda había desaparecido. Las cargas virales también disminuyeron y se volvieron negativas». Aunque estos son datos preliminares, «por primera vez la administración de plasma convaleciente que contiene anticuerpos neutralizantes fue seguida por una mejora en su estado clínico», reflexiona la científica.

Ensayo en España

En España, la directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, anunció este fin de semana un ensayo similar en el Instituto de Investigación Sanitaria Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) que, junto a otros siete hospitales españoles, realiza una investigación con plasma convaleciente para tratar casos de neumonía, que requiere de hospitalización. Este ensayo es interesante en tanto se basa en la donación, práctica en la que España es un referente.

Estudian 105 investigaciones

La directora de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), la gallega María Jesús Lamas, explicó también que su departamento ha recibido 92 propuestas de ensayos clínicos para el tratamiento y ha decidido autorizar ocho; así como 13 en materia de prevención y profilaxis, de los que dos ya tienen el visto bueno.

Y a las propuestas de ensayos clínicos se suman otras 30 para evaluar la utilidad de medicamentos en distintas fases de la infección. Se han autorizado tres estudios, uno de ellos es el Solidarity de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que comenzó el viernes e incluirá más de 2.000 pacientes. «Seguimos evaluando todas las propuestas que nos llegan con hipótesis esperanzadoras», explicó María Jesús Lamas, para agradecer la «generosidad» de los pacientes y las familias que participan en estos ensayos porque «puede ser una opción terapéutica para ellos pero, sobre todo, son fuente de conocimiento para todos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Prueban con éxito en cinco pacientes graves el plasma de enfermos curados