Ravella instala una carpa en San Roque para cribar los casos de COVID-19

El servicio de preselección de los pacientes permite reducir los riesgos de contagio en el servicio de urgencias


vilagarcía / la voz

Un esfuero titánico, un sufrimiento enorme. La crisis del coronavirus nos ha obligado a enfrentarnos con un reto que exige lo mejor de nosotros. De cada uno de nosotros, y también de las administraciones que nos representan, que deben trabajar codo con codo. A ese principio de colaboración se remite el Concello de Vilagarcía para explicar una de las últimas acciones del grupo municipal de Emerxencias e Protección Civil, que ha puesto al servicio del Punto de Atención Continuada (PAC) de San Roque una carpa para «facilitar unha mellor e máis segura organización da atención dos pacientes que acoden ao servizo de urxencias».

La carpa del PAC estará operativa todos los días en jornada de tarde, y también durante los fines de semana. Es decir, fuera del horario habitual de consultas en el centro de salud de la capital arousana. Unas instalaciones sanitarias en cuyo recibidor se sigue un proceso de recepción y clasificación de pacientes para intentar identificar cuanto antes a quien es sospechoso de estar infectado por el virus, a fin de asilarlo del resto de enfermos. De esa manera, se pretende minimizar el riesgo de contagio.

La instalación de la carpa del servicio de Emerxencias de Vilagarcía permitirá que quienes acuden a urgencias también puedan beneficiarse de una atención «máis segura». Y es que la carpa actúa «como antesala para cribar canto antes os casos sospeitosos de COVID, que se someten ao protocolo establecido, de xeito que se reduzan os riscos de contaxio e contaminación das instalacións». Así, quienes acudan al PAC entrarán en la carpa donde se hará una evaluación preliminar de sus síntomas. Si coinciden con los causados por el virus, serán atendidos siguiendo el protocolo y, si no es así, «se dirixirán ás instalacións para a consulta cos médicos ou enfermeiros, segundo corresponda e. sempre, cumprindo coas normas de seguridade previstas».

Base de descontaminación

Esta no es la primera colaboración del servicio de Emerxencias de Vilagarcía con los profesionales sanitarios que están luchando en primera línea con la enfermedad. Esta misma semana, ese departamento procedió al montaje de una base de descontaminación del personal de las ambulancias del 061 en el Hospital do Salnés, a fin de mejorar sus condiciones de rabajo. Era la primera instalación de esas características habilitada en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Ravella instala una carpa en San Roque para cribar los casos de COVID-19