Los pedidos saturan la venta online de las cadenas de alimentación

Los supermercados implementan medidas cada vez más severas para evitar contagios


vilagarcía / la voz

Para algunos, la hora de hacer la compra puede ser sinónimo de liberación: un momento para salir de casa, para fingir que todo ha vuelto a la normalidad. Su ensoñación no tarda en hacerse añicos. Muchos establecimientos han limitado su aforo, y en la puerta un trabajador va regulando las entradas a medida que se producen salidas. El mismo operario suele repartir guantes, o papel humedecido con desinfectante para que lo pasemos por la barra del carrito. Tal vez en algún supermercado no encontremos a nadie en la puerta, y podamos soñar unos instantes más con la normalidad. La prórroga es mínima: los guantes, las mascarillas, esa distancia que nos hemos autoimpuesto, o las pantallas de metacrilato que proteje las cajas nos obligan a afrontar, de nuevo, que estamos en medio de una crisis sanitaria sin precedentes.

La conciencia de vivir en tiempos de pandemia, sin embargo, hace que la mayoría de nosotros esquive poner un pie en la calle, también en el supermercado. Eso explica que los servicios de venta online de las grandes cadenas de supermercados estén, en estos momentos, saturados, con listas de espera de varios días. Eso ocurre con varios de los supermercados de Vilagarcía, donde ya no se cojen pedidos por teléfono para entrega a domicilio «a no ser que sea para personas mayores o con algún tipo de problema de movilidad», explican desde el Súper Froiz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pedidos saturan la venta online de las cadenas de alimentación