La pandemia golpea al número 10 de Downing Street

Boris Johnson, su ministro de Salud, Matt Hancock y otros miembros del equipo, contagiados

Boris Johnson y su ministro de sanidad, en una imagen de archivo
Boris Johnson y su ministro de sanidad, en una imagen de archivo

nueva york / e. la voz

La pandemia del coronavirus sigue propagándose rápidamente por el Reino Unido y ya ha golpeado a las mismas puertas del 10 de Downing Street, la sede del Gobierno británico. Ayer el primer ministro Boris Johnson informó que había pasado a engrosar la lista de ciudadanos afectados por el COVID-19 en el país y la cual ya totalizaba los 14.543 afectados, 2.885 más que el día anterior. «He desarrollado síntomas del coronavirus, es decir altas temperaturas y una persistente tos; y por recomendación del jefe médico me he sometido a un examen, el cual ha dado positivo. Por eso estoy en aislado y trabajando desde casa, lo cual es lo correcto», reveló el propio político conservador en un vídeo difundido a través de su cuenta de Twitter.

Pese a su condición, Johnson aseveró que continuará ejerciendo sus funciones y «liderando la campaña» contra la enfermedad; y, por lo tanto, aún no se pondrá en marcha el protocolo de sucesión aprobado esta misma semana, según el cual en caso de que se produjera esta eventualidad el ministro de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, asumiría las riendas del Ejecutivo. Pero como si esta noticia no fuera suficiente, horas después las autoridades informaron que el ministro de Salud, Matt Hancock, también había dado positivo en un test para detectar coronavirus y que el jefe del equipo médico que asesora al Gobierno, Chris Whitty, presentaba los síntomas de la enfermedad; y, por lo tanto, había decidido aislarse.

Westminster, golpeado

El coronavirus no solo ha afectado al Gobierno, sino también a la oposición. La candidata a vicesecretaria del Partido Laborista, Angela Rayner, anunció que se había puesto en cuarentena también tras «presentar los síntomas» de la enfermedad, los cuales «comenzaron ayer (el jueves) y han empeorado gradualmente».

Con Rayner ya son más de 20 los parlamentarios británicos infectados. Estos anuncios se producen justo cuando parece que lo peor de la pandemia apenas se asoma sobre el país, aumentando así las dudas sobre la efectividad de la estrategia aplicada por Londres. El viernes el ministro del Gabinete, Michael Gove, anunció que el número de fallecidos alcanzó los 759, lo cual representa un aumento de 181 en comparación con el día anterior.

Por otra parte, ante la noticia del contagio de Johnson el Palacio de Buckingham se apresuró a informar que la reina Isabel II se encuentra «en buen estado de salud» y que la última vez que la monarca recibió al jefe del Gobierno fue el 11 de marzo. En las últimas dos semanas la soberana, que el lunes cumple 94 años de edad, y el político tory solo han conversado telefónicamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pandemia golpea al número 10 de Downing Street