La medicación hospitalaria llega a 60 domicilios de la provincia de Ourense cada día

Dos transportes del área de Farmacia del CHUO cubren cinco rutas de lunes a viernes, en horario de tardes

De izquierda a derecha: Aarón, Laura y Kiko
De izquierda a derecha: Aarón, Laura y Kiko

ourense / la voz

Son días de jornadas prolongadas para Kiko Toja, uno de los coordinadores del servicio de entrega a domicilio de la medicación, integrado en el área de Farmacia del CHUO. Llegan a más de 9.000 pacientes en toda la provincia, y la tarea es ardua, porque muchos de ellos residen en zonas más apartadas o en aldeas localizadas en lo profundo del territorio.

«La dirección del servicio la asumimos dos residentes y un adjunto hace un par de semanas. Un poco antes de que esto saltase de los aires. Para organizarnos, hicimos primero un filtro de los pacientes aquejados de patologías más frágiles y comprometidas», dice Toja. A sus 26 años, y junto a sus compañeros Aarón Misa y Laura Casado, dibujan de lunes a viernes un total de cinco rutas distintas para alcanzar el máximo posible de puntos de población en la geografía ourensana. «Hoy —por ayer— los transportes han pasado por San Cibrao, Baños de Molgas, Sandiás y Vilar de Santos», cuenta.

Son dos vehículos los que, entre las 15.00 y las 23.00 horas durante la semana, se reparten la tarea para cubrir la ruta completa. Cada día están llegando a una media de entre 50 y 60 pacientes. «Y a veces, los conductores hacen hasta de psicólogos», dice Toja. Porque para algunos vecinos, al volante se encuentran a alguna de las pocas personas con las que podrán conversar en días. «No nos quedamos solo en los pueblos. Intentamos llegar hasta las parroquias, directamente hasta sus casas», concreta. Los técnicos de los vehículos, además, deben ir equipados con los equipos de protección necesarios y también mascarillas.

Mientras tanto, desde el CHUO, Kiko y sus compañeros gestionan el servicio de atención telefónica, el primer eslabón de una cadena de contacto en el que disponer correctamente de los datos personales es crucial. «Por desgracia, nos encontramos con personas que por sus patologías pueden llegar a olvidarse de dónde viven o cuál es su domicilio», cuenta. Por ahora, han recibido 1.200 llamadas para resolver consultas desde el otro lado de la línea, porque las citas físicas se han cancelado por el impacto del coronavirus.

La mayoría de los contactos realizados los efectúa el propio personal de Farmacia, pero estos días se han encontrado con que hay pacientes que, por desconocimiento, acuden físicamente al hospital. «Alguno está viniendo a las consultas, otros vienen sin cita y e verdad que no podemos llegar a todos los miles de pacientes que tenemos tan rápido», dice Kiko. El número de contacto con los empleados del servicio de medicación hospitalaria a domicilio es el 609 792 256. «Pero es un teléfono para cualquier consulta que nos quieran realizar de su patología o bien de su tratamiento», añade.

a veces nos quedamos hasta las 18.00, dos faracmeuticos de guardia en el hospital de las tardes

El teletrabajo, imposible

Kiko inicia su jornada a las 8.00 horas y, sobre el papel, la termina a las 15.00 horas, aunque siempre se prolonga. Y podrían hacerlo desde casa, pero a los historiales solo pueden acceder desde el hospital. «Esto nos ha cogido con el pie cambiado a todos. Y yo casi no estoy en casa en todo el día, pero siempre tuvimos claro que a la de los pacientes hay que llegar siempre. Ellos son lo primero», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La medicación hospitalaria llega a 60 domicilios de la provincia de Ourense cada día