Ellas cosen, y concellos y empresas ponen la materia prima para hacer mascarillas

Firmas como Choiva e instituciones como la Mancomunidade do Salnés colaboran para confeccionar el material de protección más buscado


vilagarcía

Nadie podía imaginarse hace un par de semanas que las mascarillas iban a convertirse en el artículo más buscado y que se desataría en todo el país un movimiento social para suplir las carencias que registran las farmacias. A medida que pasan los días surgen nuevas iniciativas para elaborar este material de protección, ya sea en casa, en pequeños talleres o en grandes fábricas que hasta la fecha nunca se habían planteado trabajar con este producto. No importa que los expertos insistan en que las mascarillas domésticas no son eficaces contra la propagación del virus. Por buena voluntad no va a quedar.

Uno de los primeros concellos en tomar la iniciativa en O Salnés fue el de Sanxenxo que, junto a un taller de Dena (Meaño), puso en marcha un regimiento de costureras. Le sobra tela y la ha puesto a disposición de la mancomunidad que, a su vez, la está distribuyendo entre los concellos de la comarca. En el reparto de este material se está dando prioridad a servicios como el de ayuda en el hogar, a operarios o a enfermos crónicos y, si sobran, se distribuye entre otros colectivos especialmente sensibles ante el coronavirus.

La costurera jubilada, la administrativa que hace teletrabajo y ha rescatado la máquina de coser, la empleada de la tienda de decoración, la concejala... son muchas las mujeres que quieren aportar su grano de arena en favor de esta causa, pero la buena disposición no es suficiente; hace falta materia prima.

Choiva (Ribadumia) es una de las empresas que ha donado material para elaborar un millar de mascarillas. La suya no es una simple tela de algodón. La firma trabaja con tejido impermeable elaborado con membranas transpirables de alta gama que se emplea para la ropa que utiliza el personal en fábricas, en la pesca, la agricultura o la construcción. El tejido va cortado de forma que facilita la confección e incorpora la goma que se precisa para sujetar cada mascarilla.

El virus, además de sufrimiento y sacrificios, también está dejando una marea de solidaridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ellas cosen, y concellos y empresas ponen la materia prima para hacer mascarillas