Las comuniones podrían aplazarse hasta después del verano

Obispos españoles defienden la necesidad de posponer estas celebraciones religiosas por el coronavirus


Primero se suspendieron las misas, después llegaron las restricciones en los entierros y ahora algunos obispos españoles recomiendan ya, con el objetivo de frenar la expansión de la pandemia del COVID-19, aplazar las primeras comuniones y confirmaciones, que tradicionalmente se celebran en mayo. Al menos media docena de diócesis han planteado ya posponer estas celebraciones hasta después del verano. Una tendencia de la que no escapa Galicia, donde abogan por aplazar cualquier celebración que no sea urgente.

La primera en mover ficha fue la Diócesis de Mérida- Badajoz, donde el obispo envió una misiva a todos sus sacerdotes aconsejando que tanto las primeras comuniones como las confirmaciones se retrasaran a la segunda quincena de septiembre y el mes de octubre, celebrándose las primeras durante los fines de semana y las segundas en días laborables.

Pero este obispo extremeño no fue el único en pronunciarse al respecto. El de Cádiz y Ceuta, ante la «situación de incertidumbre» derivada de la prolongación del estado de alarma, recomendó a sus pastores aplazar las comuniones hasta el primer trimestre del próximo curso escolar, consensuando las fechas con las familias de los pequeños. En Huelva, las primeras comuniones se trasladarán «al último trimestre del año, a ser posible antes de que comience el Adviento». Y en Oviedo, su arzobispo ha establecido que quedan suspendida todas las celebraciones sacramentales, hasta que juzgue que «se pueden reemprender sin riesgo en la salud pública».

Por su parte los obispos gallegos acordaron en una reunión «suspender la celebración de las confirmaciones» y rogaron «que se posponga igualmente, cualquier otra celebración que no sea urgente». Menos tajante fue la Conferencia Episcopal Tarraconense, que agrupa a los obispos catalanes, que, en una nota, ha precisado que «otras celebraciones sacramentales, con prudencia pastoral, se pospondrán para más adelante».

La evolución de la pandemia

En otros puntos del país esperan a que pase el estado de emergencia sanitaria para «reorganizar las fechas». La evolución de la pandemia será determinante a la hora de mantener o fijar un nuevo calendario tanto en la Iglesia de Valladolid como en la diócesis Canarias. En este archipiélago, el Obispado de Tenerife ha señalado que por ahora no se han anulado las comuniones, aunque también cada párroco tiene potestad para hacerlo, como ya ha ocurrido en algunas que se iban a celebrar en abril. Mientras las diócesis de Cantabria y La Rioja no han decidido aún si aplazan o no las comuniones.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las comuniones podrían aplazarse hasta después del verano