Los modelos descartan un posible colapso sanitario en Galicia

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

M.Moralejo

Los expertos apuntan a la necesidad de realizar test aleatorios entre la población para conocer la magnitud de la enfermedad

27 mar 2020 . Actualizado a las 12:40 h.

«En principio, no parece que vaya a colapsar el sistema sanitario en Galicia por la epidemia de coronavirus». La apreciación parte de Juan José Nieto, catedrático de Análisis Matemático de la Universidade de Santiago. Pero no es una simple opinión, sino que se basa en los datos que muestran los modelos matemáticos de evolución del COVID-19 que elaboró en colaboración con las universidades de Vigo y Aveiro (Portugal). Y son también los resultados de los que se valieron las autoridades sanitarias gallegas para planificar las necesidades de camas hospitalarias y en ucis, que se reforzaron en previsión de un significativo aumento de infectados, de tal modo que se pueda atender con garantías a los afectados confirmados.

«Aquí —apunta Nieto— se están tomando las medidas adecuadas y con antelación suficiente para prevenir todos los escenarios». De hecho, advierte que en el ámbito sanitario la planificación es de máximos, lo que no quiere decir que sea necesario utilizar todos los recursos. «Pero hay que estar preparados para todo —insiste el matemático— porque lo que está demostrando el coronavirus es que cada día nos supera».

Su mismo vaticinio puede aplicarse para la situación en general. A Galicia aún no ha llegado el pico de la epidemia, que se prevé para entre el 5 y el 10 de abril, y aunque en estos momentos el crecimiento de casos confirmados que se observa cada día mantiene un ritmo ascendente, no está previsto que suceda una explosión como la ocurrida en Madrid. Es más, el porcentaje de incremento diario se está reduciendo, aunque los números globales sigan creciendo. «Aquí —apunta el catedrático— se han tomado medidas con antelación y esperemos que funcionen». De todas formas, advierte, toda predicción hay que tomarla con cautela y ser prudentes.