Irene Montero defiende la actuación del Gobierno el 8M: «Hicimos lo que dijeron los expertos y las autoridades sanitarias»

La ministra de Igualdad reaparece tras la cuarentena y afirma que se encuentra «muy bien», que está a la espera de que le den el visto bueno para volver a trabajar, y acusa a la extrema derecha de usar el coronavirus para atacar al feminismo


La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reaparecido públicamente después de dos semanas en cuarentena tras haber dado positivo en coronavirus. Montero, que ha afirmado que se encuentra «muy bien» ha explicado que hasta que las autoridades sanitarias no den su visto bueno no sabe si podrá salir de su domicilio para acudir a trabajar al Ministerio y, en concreto, a participar de forma telemática en el Consejo de Ministros extraordinario que tendrá lugar este viernes.

«Todavía no lo sé porque si las autoridades sanitarias, a pesar de haber terminado mi cuarentena, no me dicen que puedo salir de casa, yo no voy a salir. Voy a cumplir estrictamente lo que me digan. Si puedo, participaré, y si no, pues será al siguiente», ha explicado Montero en una entrevista en La Sexta.

En ella, la ministra de Igualdad, ha acusado directamente a la derecha y extrema derecha de estar utilizando la crisis del coronavirus con «saña» y de forma partidista para «atacar a las mujeres y al feminismo», al denunciar que las marchas que se celebraron el 8 de marzo por el Día de la Mujer tuvieron que ver con la expansión del virus.

Respecto al motivo por el cual el Gobierno no suspendió esas marchas, en las que participaron tanto ella y otras miembros del Ejecutivo, como la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, Montero ha defendido que hicieron «en todo momento lo que dijeron los expertos y las autoridades sanitarias».

En sus declaraciones, la número dos de Podemos ha criticado el nivel «de agresividad y de odio con el que la extrema derecha está intentando señalar a las mujeres en relación a la manifestación del 8M y la crisis del coronavirus», con un comportamiento que «no responde a un dato científico» sino a su «interés partidista».

«Incluso en una situación como esta, intentan que en lugar de la solidaridad que estamos viendo en los balcones se intente priorizar los sentimientos de odio y rabia con bulos, con señalización permanente al 8M. Es una mala política, absolutamente partidista y que no responde a los datos científicos», ha enfatizado.

Hubo «centenares de eventos» y el congreso de Vox

Según Montero, esas manifestaciones no fueron el «problema» en la expansión del coronavirus, ya que ese mismo fin de semana se celebraron «centenares de otros eventos» deportivos y culturales, en los que «casualmente no pone el foco» la extrema derecha en ellos. De hecho, ha recordado que uno de esos eventos fue el congreso que Vox celebró en el Palacio de Vistalegre, y que el PP participó en las marchas del 8M.

«Hicimos lo nos dijeron toda las autoridades sanitarias y los expertos, y no solo no se suspendieron, sino que hubo centenares de eventos deportivos y culturales», ha insistido Montero, al tiempo que ha recordado que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, afirmó esta semana que «posiblemente los contagios estaban situados un poco más atrás, en la última semana de febrero».

Analizar errores, después de la pandemia

No obstante, Montero ha reconocido que cuando pase la pandemia será el momento para analizar con calma «qué cosas se podrían haber hecho mejor y qué cosas se podrían haber cambiado». «Será más adelante cuando hayamos superado esta crisis. Ahora no se puede hacer partidismo», ha enfatizado.

«Cuando esta crisis pase y nosotros nos podamos sentar con calma, habrá que ver qué decisiones se podrían haber tomado y ver qué no se ha hecho bien. Hay que tener humildad, nadie puede decir ni que todo se ha hecho fatal ni que no ha cometido ningún error», ha defendido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Irene Montero defiende la actuación del Gobierno el 8M: «Hicimos lo que dijeron los expertos y las autoridades sanitarias»